viernes. 27.01.2023

CSIF ha denunciado que el nuevo contrato del transporte sanitario de Cantabria no recoge el aumento "necesario" de personal y reduce el número mínimo de ambulancias de 58 a 52, a pesar de que el presupuesto casi se duplica.

Por ello, el sindicato prevé llevar a cabo concentraciones periódicas todos los martes a partir del 10 de enero, a las 11:00 horas, frente a la sede del Gobierno regional. Por otro lado, los trabajadores se manifestarán en Santander el día 21 tras haber cambiado la fecha inicial de esta cita, que estaba prevista para el sábado 14. La manifestación comenzará a las 11:00 horas en la Plaza de Numancia y se dirigirá hacia Puertochico para concluir también frente al Ejecutivo, en Peña Herbosa.

El sindicato ha trasladado sus quejas en un comunicado una vez que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha publicado ya en la Plataforma de Contratación del Sector Público los pliegos del nuevo contrato, que supone un coste de casi 47 millones de euros para los dos próximos ejercicios, cuando el anterior se adjudicó a Ambuibérica por 45,1 millones por cuatro años.

CSIF, que preside el comité de empresa, ha señalado que estos pliegos, que "no fijan" el aumento de plantilla y reducen el número de ambulancias cuando las actuales ya son "insuficientes", han "enfadado" a los más de 400 empleados de la actual adjudicataria, ya que "continúan sin rubricar un convenio colectivo que dignifique sus precarias condiciones laborales". Y explica que, en esta ocasión, los "más perjudicados" son los trabajadores del servicio programado encargados de trasladar a las personas enfermas y accidentadas de sus domicilios a los hospitales y viceversa cuando se trata de casos no urgentes.

"Lejos de mejorar, el transporte programado de pacientes empeora", ha asegurado el delegado de CSIF, Gildo Cabañeros, añadiendo que la atención que reciben los usuarios "sufre un mayor tiempo de espera y acumula un mayor número de reclamaciones debido a la falta de mano de obra que reclamamos desde hace años y que, de manera incomprensible, el SCS no exige detalladamente en la última licitación".

Según ha indicado, se necesitan "más ambulancias con un mínimo de dos técnicos por cada servicio, no solo en algunos, para aligerar la altísima carga de trabajo" que soportan. "Cumplimos con nuestro cometido gracias a la profesionalidad y el respeto que todos los compañeros demostramos ante las personas enfermas, porque no contamos con la plantilla imprescindible ni los medios mínimos para hacerlo, ya que ni Ambuibérica ni la Administración nos los proporcionan", ha lamentado el portavoz de CSIF.

Además, no entiende que se haya duplicado el presupuesto "para dejarnos a toda la plantilla con las mismas condiciones laborales precarias, mientras parece que los empleados del servicio de transporte programado seguiremos soportando la misma sobrecarga de trabajo o puede que incluso más, al no disponer de un número mínimo de efectivos en cada traslado y contar, además, con un menor número de vehículos sobre el papel". En consecuencia, "el Gobierno de Cantabria únicamente contenta a la empresa que resulte adjudicataria que verá aumentar su margen de beneficios", ha subrayado Cabañeros.

En este sentido, ha señalado que, a partir de ahora, la licitación del servicio de ambulancias estipulada para dos años se ha dividido en dos lotes, de modo que diferentes compañías, entre ellas Ambuibérica, podrán optar a gestionar el transporte urgente por un importe de 33,8 millones, el programado por valor de 13,1 millones o ambos por una suma cercana a los 47 millones.

El plazo para presentar ofertas concluirá el 31 de enero y la apertura de sobres será el 1 de febrero. Las condiciones incluyen una posible prórroga de los contratos de otros dos años hasta alcanzar la cantidad estimada de 108 millones.

Comentarios