martes. 05.03.2024

La mesa de negociación sobre el procedimiento de despido colectivo iniciado a medidos de mes por la conservera gallega Atunlo en su planta de Santoña se reunirá este jueves en la localidad cántabra para abordar el futuro de la misma, en el que no se descarta el cierre.

Fuentes sindicales han indicado a esta agencia que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Santoña previsiblemente supondrá el cierre de la fábrica, si bien no han confirmado este extremo aunque "los rumores apuntan por ahí".

Hasta el momento, no ha trascendido información relativa a la planta de Santoña, que tiene 84 trabajadores, pero sí de la factoría de Atunlo de O Grove (Pontevedra), donde, según los sindicatos, se prevé que el ERE propuesto para dichas instalaciones afecte a 136 trabajadores, más de un 90% de la plantilla actual, que ronda los 150 empleados, con lo que se reducirían a 13 las personas en activo.

Ambos ERE, en de Santoña y el de O Grove, que suman más de 230 empleados, fueron anunciados por la dirección de la conservera gallega el 15 de diciembre.

La empresa, que entró en preconcurso de acreedores el pasado mes de noviembre, justifica estos procedimientos de despido colectivo por "causas objetivas de naturaleza económica y productiva".

En Santoña, el comité de empresa recibió la notificación del inicio del procedimiento el día 14 y mañana jueves 21 se celebrará la primera reunión de la comisión negociadora.

ERE EN O GROVE

En el caso de O Grove, fuentes sindicales consultadas por Europa Press han indicado que, en la primera reunión sobre el asunto, llevada a cabo este miércoles, la dirección ha explicado que la importación sin aranceles de lomos de atún procedentes de Asia es el principal problema que vive la compañía, ya que el precio es menor. "Es algo que se venía viendo a nivel sectorial desde hace tiempo", han subrayado los sindicatos, indicando que "cada vez se tiene más en cuenta el precio y no la calidad".

Por ello, la empresa plantea un ERE para 136 trabajadores de O Grove, quedando solo 13 personas en activo. Esto supondría el cierre de la planta de producción, quedando solo un responsable de las instalaciones, seis personas en el almacén, un encargado de mantenimiento y otro de limpieza, además de cuatro trabajadores en la zona de fabricación de aceite y Omega 3.

A partir de ahora, los sindicatos analizarán la documentación aportada por Atunlo y se han emplazado a volver a reunirse el próximo 3 de enero para debatir sobre la afectación del ERE.

Entre las medidas a tomar, han solicitado un plan de recolocación para los empleados, ya sea en otras plantas de la compañía (cabe recordar que hay una en Cambados) o en firmas externas.

La planta de O Grove de Atunlo cuenta con unos 149 empleados, mientras que la de Santoña suma unos 84 trabajadores, a los que habría que añadir los más de 200 de su factoría de Cambados y los de las oficinas de Vigo y otras instalaciones en Portugal y en Cabo Verde.

La mesa de negociación del ERE de Atunlo en Santoña se reúne este jueves y no se...
Comentarios