miércoles. 29.05.2024

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha la 'Estrategia Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-2028', una iniciativa cuyo documento presentado este viernes sienta las bases para que, con el trabajo conjunto con los agentes sociales, se mejoren las condiciones laborales de los trabajadores de la región.

Así lo ha señalado durante la presentación la consejera del área, Eugenia Gómez de Diego, quien ha asegurado que se trata "una estrategia participada y muy trabajada" y está "segura" de que traerá "mejoras" en la prevención de riesgos laborales a todos los niveles y una "reducción" en las cifras de siniestralidad,

Así, las principales novedades que incluye este documento con relación a estrategias anteriores son las nuevas formas de organización del trabajo y cómo gestionarlas y afrontar sus cambios, el impacto del cambio climático en la prevención de riesgos laborales o la perspectiva de género en la prevención de riesgos.

Con la ayuda de la Cátedra de Prevención Cantabria, recientemente creada en colaboración con la Universidad de Cantabria, se van a buscar líneas de investigación para conocer los efectos de los nuevos modelos de empleo y de organización del trabajo, como es el teletrabajo, la digitalización y desconexión digital.

Respecto al impacto del cambio climático, se van a promover actuaciones específicas como son la identificación de las actividades y colectivos más afectados por los cambios medioambientales en Cantabria y el diseño de planes de actuación para la mejora de las condiciones de trabajo en los denominados empleos verdes, tales como: tratamiento de depuración de aguas, gestión de residuos y energías renovables.

Sobre la necesidad de abordar la perspectiva de género en la prevención de riesgos y en la seguridad y salud en el trabajo, Gómez De Diego se ha referido "a la evidencia creciente de que los riesgos laborales y las patologías causadas por ellos afectan de manera desigual a los hombres y a las mujeres, por múltiples razones, desde las biológicas, hasta las sociales y laborales".

Desde la estrategia, se abordarán actuaciones específicas en actividades feminizadas, con mayor precariedad en las condiciones de empleo y trabajo, prestando especial atención a las que presentan mayor incidencia de riesgos psicosociales y músculos esqueléticos, así como exposición a cancerígenos y mutágenicos, como son actividades sanitarias, actividades de servicios sociales, actividades de hostelería o industria de la alimentación.

"El coste de los accidentes de trabajo es enorme, tanto desde el punto de vista económico, laboral, social y de pérdida y dolor personal, donde es incalculable", ha manifestado la consejera, quien ha indicado que este documento es fruto del trabajo conjunto entre la Administración y las organizaciones sociales de Cantabria, que han asistido a la presentación, todos ellos coordinados por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST).

Para Gómez de Diego, la seguridad y salud en el trabajo tiene que ser entendida y tratada como un elemento "fundamental de las relaciones laborales", por lo que, a su juicio, el Dialogo Social ha sido "realmente útil" tanto para los trabajadores como para el tejido productivo, "porque la lucha contra la precariedad laboral es salud, el aumento de los salarios, sobre todo, los más bajos, es salud y la estabilidad en el empleo es salud."

Junto a la consejera, han participado en la presentación de esta 'Estrategia Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-2028', además del director del ICASST, Álvaro Plaza, la directora general de CEOE-CEPYME, Isabel Cuesta; la secretaria general de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria, Rosa Mantecón; y el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Mariano Carmona, indica el Ejecutivo cántabro en una nota de prensa.

Cuesta ha destacado que es un documento fruto de la negociación "sincera y de buena fe en el ámbito del diálogo social", mientras que Mantecón ha confiado en que esta estrategia dé "un impulso decisivo" a la mejora de las condiciones de trabajo y de la prevención de riesgos en Cantabria.

Finalmente, Carmona ha hecho hincapié en la transversalidad, entendida por la integración de la prevención de los riesgos laborales en todas las políticas de carácter público.

Pese a su posición favorable a esta nueva estrategia, el secretario general de UGT en Cantabria ha lamentado que "no incluya la figura del delegado de prevención territorial, una de las reivindicaciones más insistentes de nuestro sindicato desde hace años para que la prevención de riesgos laborales llegue a las pequeñas empresas que no cuentan con un delegado de prevención propio".

En marcha una nueva estrategia para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores
Comentarios