lunes. 04.03.2024

Un grupo de oficinistas, encargados y personal eventual ha entrado de nuevo a las instalaciones de Aspla en la mañana de este lunes, en el que se cumplen 30 días de huelga, y en el que un grupo de 16 personas ha entrado "con un numeroso despliegue de antidisturbios" de la Guardia Civil en la planta de Reocín.

Según ha informado el comité, han accedido a estas instalaciones repartidos en dos furgonetas de alquiler conducidas por un jefe de sección y un mando intermedio.

El comité y la empresa se enfrentan esta tarde a una nueva negociación convocada a las 16.30 horas en el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST). Esta cita ha hecho que los representantes de los trabajadores hayan cancelado su plan de acudir hoy al Pleno del Parlamento para trasladar su protesta a los políticos, ya que preveían asistir por la mañana, pero finalmente la sesión comenzará a las 16.00 horas tras retrasarse al haberse retirado un punto del orden del día.

El comité ha trasladado que mantiene la "esperanza" de que esta nueva reunión sirva para "desatascar" la situación. Además, ha agradecido el apoyo que le ha trasladado la Coordinadora Cántabra por Pensiones Públicas y Dignas, que se concentra cada lunes y hoy ha dedicado su manifiesto a los trabajadores de Aspla, coincidiendo con su trigésima jornada de huelga.

Los pensionistas han elogiado la actitud de los empleados "en una época en que todos los males nos vienen de fuera -crisis financiera, pandemia, guerra de Ucrania, inflación, subida de los tipos de interés-", y "ante los cuales es fácil caer en el conformismo de que nada se puede hacer".

"Es lógico y justo que, en situaciones difíciles como las actuales, unos y otras luchen por mejorar esas condiciones. Pero no es frecuente", ha destacado la Coordinadora, señalando que respetará a los trabajadores de Aspla "decidan lo que decidan", pero "no olvidemos que también la empresa puede decidir acabar con el bloqueo de la negociación cuando quiera", ha apostillado.

En este sentido, ha opinado que, "a pesar de su aparente prepotencia, estamos seguros de que la Dirección de Aspla en esta huelga también está preocupada y calculando cuánto puede resistir, para no perder, al menos, el nivel de beneficios a que está acostumbrada".

"Así, la cuestión para los trabajadores es poder resistir un día más de lo que pueda aguantar la empresa", ha sentenciado, animando a la plantilla a mantener su unidad y reivindicando que la compañía acepte sus peticiones, en especial el mantenimiento de su poder adquisitivo mediante una subida salarial de acuerdo al IPC real y su revisión a final de año con carácter retroactivo.

Un grupo de trabajadores entra en Aspla con "numeroso despliegue de antidisturbios"
Comentarios