domingo. 03.07.2022

El sindicato USO ha señalado que la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre muestra que la estructura socioeconómica de Cantabria "es especialmente débil, con un futuro muy comprometido" y sitúa a la región "en la UVI" (Unidad de Vigilancia Intensiva). "Como si se tratase de una gran residencia de ancianos, el covid ha penetrado en Cantabria infringiendo un daño social y económico singularmente grave", señala USO en nota de prensa.

A su juicio, la apuesta por el turismo como "eje" de nuestra economía y el hecho de que Cantabria, junto con Asturias y Galicia, sean las regiones "más envejecidas de España", hace que el efecto de la pandemia en la comunidad autónoma "sea demoledor, seamos la región más afectada y lideremos la destrucción de empleo nacional". Cantabria ha perdido por el momento el 10% del empleo en términos desestacionalizados y la EPA del tercer trimestre, una vez descontado el efecto ERTE apoyado por fondos públicos, "apunta a dramático", según USO.

Cantabria llega con su tejido productivo enfermo, con una economía cada vez más subsidiada y una falta de dinamismo social y político

Por otro lado, el sindicato señala que la tasa de actividad de la región está cuatro puntos por debajo de la media nacional y es la segunda más baja del país, "un síntoma que nos sitúa como víctima propicia para casos de crisis como la actual", afirma. Según el sindicato, el Covid "no ha hecho más que aflorar nuestras debilidades y nadie puede llamarse a engaño, Cantabria llega a esta crisis con su tejido productivo enfermo, con una economía cada vez más subsidiada y una falta de dinamismo social y político más que lamentable". "Sin que llegue una segunda ola vírica, nuestra región va a sufrir con rigor los efectos del primer envite", añade USO, que sostiene que "ahora toca defender la llegada de fondos europeos en una cantidad importante y planificar con prudencia, pero también con urgencia los cambios necesarios para rescatar a Cantabria del pozo en el que está sumida". "El tiempo de ocurrencias televisivas y postureo ya ha llegado a su fin y quien no esté preparado para esta nueva etapa debe apartarse por el bien de la región y de las nuevas generaciones", concluye.

UGT PIDE MEDIDAS URGENTES DE REACTIVACIÓN ECONÓMICA

UGT ha destacado que las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año publicada hoy, que reflejan "la mayor caída de ocupados de la serie histórica en Cantabria desde 1977" y el mayor aumento del paro de todo el país, ponen de manifiesto la "imperiosa necesidad" de reactivar la economía y reforzar la protección social con medidas de "urgentes que ya no pueden esperar más". En un comunicado, el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha lamentado que "las estadísticas negativas en todos los conceptos laborales hablan por sí solas en una época donde deberíamos estar creando empleo".

"La actual crisis lo que ha hecho es aflorar la gran fragilidad del mercado laboral de Cantabria y agravar sus males endémicos", afirma Ibáñez

"Son tan malas que ni siquiera se explican por la actual crisis derivada de la Covid-19", ha dicho, aunque también ha indicado que hay que tener en cuenta que en el segundo trimestre "muchas personas que perdieron el empleo durante la pandemia y el confinamiento no han podido buscar un trabajo y han pasado directamente a ser inactivos". Para el responsable regional de Empleo de UGT, "más bien, la actual crisis lo que ha hecho es aflorar la gran fragilidad del mercado laboral de Cantabria y agravar sus males endémicos: el empleo muy temporal y de escasa calidad, el predominio de empresas de tamaño muy pequeño y la gran dependencia de la economía de un sector servicios en detrimento de la industria y de otros sectores".

"Lo que está ocurriendo no da más tiempo para la duda, el diálogo social en Cantabria tiene que empezar a adoptar medidas urgentes para reactivar nuestra economía y consolidar el actual sistema de protección social, aunque una cosa queda muy clara: pese a que la prórroga de los ERTE se antoja imprescindible, no se puede depender eternamente de estos", ha puntualizado el sindicalista.

CASI 11.000 MUJERES MÁS INACTIVAS

Por otro lado, Ibáñez ha puesto de relieve que "una vez más las mujeres vuelven a ser las paganas de la actual crisis y a muchas de ellas no las ha quedado más remedio que pasar a la inactividad", recordando que más de un 60% del empleo perdido en la región corresponde a las mujeres (son 11.800 de los 19.000 ocupados menos). Así, ha lamentado que las mujeres acaparan seis de cada diez empleos perdidos "pese a que la población ocupada masculina es mucho mayor", por lo que ha considerado que si no han tenido más presencia en el aumento del paro (1.300 de los 5.300 nuevos desempleados) es porque, "simplemente, casi 11.000 de ellas han pasado a ser inactivas y a estar por ahora desvinculadas del mercado laboral".

CCOO AFIRMA QUE LOS DATOS SON UN "GOLPE DEMOLEDOR" 

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha señalado que la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre supone "un golpe demoledor" para la región, que enfrenta un año "muy difícil" en lo que al empleo se refiere. Unos datos, según el sindicato, que "ya reflejan claramente los dramáticos efectos de la pandemia sanitaria provocada por la COVID-19 sobre el mercado laboral". En nota de prensa, CCOO ha lamentado el "desorbitado" incremento de personas paradas, 10.900, que suponen un 45% más respecto al mismo trimestre de 2019 y que hace que Cantabria sufra un incremento del desempleo "diez veces superior a la media nacional". Todo ello, añade, a pesar del "efecto amortiguador" que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han tenido frente a una mayor pérdida de empleo que podría haberse generado con el parón de actividad, ya que la cifra no refleja los trabajadores afectados por ERTE, pues se les engloba dentro de la categoría de ocupados.

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha destacado que, además del incremento del paro, todos los sectores productivos, sin excepción, han sufrido la pérdida de personas asalariadas. "Con unas cifras que podían haber sido mucho peores de no haberse negociado los ERTE, y que ponen en valor el reciente acuerdo entre CCOO, UGT, CEOE y Gobierno para su prórroga", agrega.

Cantabria "adolecía de una alta precariedad que ahora se ha acrecentado", sostiene Lombilla
 

CCOO ha destacado también la urgente necesidad de mejorar la calidad del empleo, que en Cantabria "ya adolecía de una alta precariedad que ahora se ha acrecentado", según dice, con una importante pérdida de empleos indefinidos y de jornada a tiempo completo respecto al mismo trimestre del 2019 (-21.800 empleos indefinidos y -15.900 empleos con jornada a tiempo completo). Cantabria también adolece, según el sindicato, de una "importante pérdida interanual" en cuanto a personas ocupadas se refiere, cifra que, según CCOO, a todas luces sería mayor de no haberse generado planes de apoyo al empleo autónomo, cuya estadística refleja un incremento de 2.800 personas respecto al año anterior, frente a la "importante pérdida" de personas asalariadas.

Para Lombilla, esta EPA deja ver los "dramáticos efectos" de la pandemia sanitaria en el empleo de la región, y ha instado al Gobierno de Cantabria a "agilizar" los acuerdos de la segunda fase del 'Diálogo social', teniendo en cuenta las propuestas sindicales, incidiendo en que estos deben tener el soporte económico necesario en los presupuestos de Comunidad Autónoma. 

Comentarios