lunes. 20.05.2024

El Colegio Oficial de Enfermeras de Cantabria ha celebrado este viernes su patrón, San Juan de Dios, en un acto en el Parlamento en el que el colectivo ha reivindicado la categoría profesional A1 en la Función Pública, correspondiente por su formación universitaria; y el desarrollo de la enfermería escolar y de las especialidades en Cantabria.

En el acto se ha entregado la Medalla al Mérito Profesional, máxima distinción de la entidad que reconoce la carrera profesional de una enfermera a propuesta de sus compañeros, a María Antonia Alonso Quintana; así como las medallas de Oro y Plata a los enfermeros que se han jubilado en 2023 y a los que han cumplido 25 años de colegiación.

Durante su intervención, la presidenta del Colegio, María Luz Fernández, ha destacado que "no va a parar" hasta conseguir las reivindicaciones más urgentes del colectivo, que pasan por obtener el nivel A1 de la Función Pública, el desarrollo de todas las especialidades y de la enfermería escolar en los centros educativos, además del reconocimiento del tiempo trabajado y la experiencia de enfermeras fuera del sistema público. Así, ha afirmado que van a seguir trabajando para conseguir una "mejor situación" de los profesionales, que, según ha denunciado, hay quienes trabajan por 4 euros la hora en el turno de noche.

Fernández ha asegurado que desde el sector pueden hacer "cosas importantes", por lo que ha defendido seguir reivindicando que se "reconozcan" a estos profesionales "del nivel que les corresponde" y que "son capaces" de tomar decisiones en salud porque, ha asegurado, "eso va a mejorar con el tiempo la salud de todos".

Asimismo, la presidenta de las enfermeras ha destacado la labor de los compañeros en materia de vulnerabilidad, que trabajan de la mano con la Cocina Económica, Médicos del Mundo o Cáritas, en un país donde "la pobreza es tremendamente importante" y hay que "trabajar por rebajarlo".

Del mismo modo, ha insistido en la educación de los niños en salud, en una sociedad en la que destaca la soledad de los adultos vulnerables, las enfermedades de transmisión sexual y los suicidios.

Finalmente, ha subrayado la dedicación de las enfermeras de cuidar "con conciencia, con compasión, y con todo el amor que se merece" a todas aquellas personas que tienen cerca.

Al acto conmemorativo también han asistido la presidenta del Parlamento de Cantabria, María José González Revuelta; y los consejeros de Salud, César Pascual, y de Inclusión Social, Begoña Gómez del Río, entre otros.

Revuelta ha señalado que el edificio de la Cámara, antiguo hospital de San Rafael, "ya no sirve para curar a personas, pero sí para tratar de poner en forma y sano, con la legislación y con el control e impulso al Gobierno autonómico, el cuerpo colectivo que formamos todos los ciudadanos de Cantabria en material social, económica, cultural". Finalmente, ha puesto en valor que Cantabria "ha destacado siempre" en la formación de enfermeras y enfermeros, por el nivel universitario y además por disponer para la educación clínica de instalaciones como las de Valdecilla.

Las enfermeras cántabras piden la categoría A1, el desarrollo de la enfermería escolar...
Comentarios