jueves. 25.04.2024

La sección sindical de UGT en Ambuibérica, empresa concesionaria del transporte sanitario público en Cantabria, ha vuelto a denunciar el "mal estado" de las ambulancias y los "fallos constantes" de los monitores desfibriladores, que forzaron al propio Servicio Cántabro de Salud (SCS) a requerir a la concesionaria su sustitución el pasado mes de noviembre.

El delegado de UGT en Ambuibérica, Ignacio Achurra, ha recordado que el sindicato ya denunció en noviembre "los fallos de unos monitores desfibriladores que no se correspondían a los acordados en el pliego de condiciones del servicio y que dieron problemas desde el primer día".

"El SCS aseguró el pasado mes de noviembre que la empresa cumpliría con el pliego y sustituiría de inmediato los desfibriladores por otros nuevos, que no lo son porque ya se han usado en otras emergencias y que no han llegado hasta febrero, aunque todavía no están operativos en las ambulancias", ha agregado el sindicalista.

Estos cuatro monitores, que habrían sido adquiridos con un contrato de renting, siguen en las bases porque "no se dispone todavía de los soportes para instalarlos en las ambulancias, no se cuenta con parches desfibriladores y tampoco con el material fungible necesario", ha recalcado Achurra, que critica "la falta de interés absoluta" de la empresa adjudicataria por solucionar el problema.

El delegado de UGT en Ambuibérica ha denunciado que "ya se han dado situaciones peligrosas en las que los pacientes no han sido monitorizados y el médico no ha podido comprobar el electrocardiograma correspondiente".

Así, ha criticado que "un problema que viene de lejos y ha ido creciendo día a día se mantenga casi cinco años después de la adjudicación del servicio del transporte sanitario a Ambuibérica y pocos meses antes de los nuevos pliegos de licitación".

Achurra ha reiterado la apuesta del sindicato por un transporte sanitario de gestión íntegramente pública porque cree que "un servicio esencial para el ciudadano como éste no puede estar en manos de una gestión obsoleta de una empresa privada que busca sólo su propio beneficio, cuando el beneficio tiene que ser para el usuario y paciente del SCS".

Denuncian que los desfibriladores de las ambulancias "siguen fallando"
Comentarios