sábado. 20.04.2024

Podemos Cantabria e Izquierda Unida Cantabria han mantenido una reunión con el comité de empresa de Mercadona y parte de su plantilla debido a la situación “insostenible” que esta está viviendo. En dicho encuentro la representación sindical transmitió las numerosas irregularidades que la empresa está cometiendo desde hace meses. 

En este sentido, denuncian un posible ERE “encubierto”, puesto que el personal con más antigüedad en la empresa está siendo despedido, “justamente aquellos que disfrutan de más pluses y beneficios económicos”, señalan, “siendo sustituidos por otros u otras trabajadoras en peores condiciones y con salarios muy inferiores”. 

Además, manifiestan que las irregularidades “van más allá de lo simplemente salarial”, y destacan que la empresa tiene un gran índice de absentismo laboral, “superando, de largo, la media de Cantabria”, circunstancia provocada por el alto número de bajas consecuencia del “brutal” ritmo de trabajo que impone Mercadona. “Esta empresa penaliza económicamente a quien está de baja al limitar ciertos pluses del salario cuando se está enfermo”, denuncia Mónica Rodero, candidata de la coalición a la presidencia de Cantabria. 

Asimismo, la empresa también pone trabas a cuestiones tan básicas como la conciliación laboral-familiar al no acceder a muchas de las peticiones de sus trabajadores y trabajadoras. “Se les llena la boca con su supuesta política de beneficios sociales para su plantilla, pero la realidad es otra”, admiten. “Han llegado incluso a incumplir sentencias judiciales o a no dar prácticamente ninguna información al comité”, añaden.

La plantilla de Mercadona ha pasado de ser “esencial” durante la pandemia a ser “simples números que son desechados” cuando la empresa lo considera oportuno, afirma la número dos de la candidatura al Parlamento de Cantabria, Carmen Martín.

Por ello, desde Podemos e Izquierda Unida de Cantabria muestran todo el apoyo y solidaridad a la lucha de la plantilla y solicitan al Gobierno de Cantabria que “muestre un mínimo de preocupación” por todas estas cuestiones, ya que tiene “la responsabilidad de fiscalizar y controlar” que las personas que trabajan en esta comunidad lo hagan en condiciones dignas, “por mucho que ello suponga actuar ante un gigante como Mercadona”, sentencia Mónica Rodero.

Denuncian un posible ERE “encubierto” en la plantilla de Mercadona en Cantabria
Comentarios