sábado. 24.02.2024

El Sector de Comercio de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT ha interpuesto una batería de demandas judiciales contra el Grupo Inditex para que mantenga el acuerdo alcanzado en el convenio colectivo de comercio textil de Cantabria que fija la diferencia salarial entre la categoría profesional de dependienta y la de dependienta mayor a la que se accede tras acumular ocho años de antigüedad.

El responsable regional de Comercio de UGT, Eliseo Alonso, ha explicado que las demandas judiciales responden a la decisión de la multinacional de no aplicar las diferencias salariales mencionadas porque "estas cuantías quedan absorbidas" por el acuerdo estatal que mejoró recientemente las condiciones económicas de toda la plantilla en España.

"El acuerdo de mejora salarial en Inditex fue una muy buena noticia, pero consideramos que no debe perjudicar un derecho ganado a nivel local en Cantabria", ha precisado Alonso, tras recordar que "en el propio articulado de ese acuerdo estatal se reconocía que debían de quedar aparte los conceptos ligados a la antigüedad".

El responsable regional de Comercio de UGT ha recalcado en un comunicado que, tras no alcanzar un acuerdo con la multinacional gallega en el Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (ORECLA), se ha recurrido a los tribunales porque consideran que lo que reclaman "es un derecho irrenunciable" de todos los trabajadores de Inditex en Cantabria. En concreto, ha indicado que la petición de UGT afecta a más de la mitad de la plantilla de los más de 300 trabajadores de las distintas empresas del Grupo Inditex en Cantabria (Zara, Bershka, Stradivarius, Zara Home, Oysho, Massimo Dutti y Pull&Bear).

Demandan a Inditex para mantener la diferencia salarial de las más de 150 dependientas...
Comentarios