lunes. 26.09.2022

Casi uno de cada tres contratos de trabajo suscritos este verano en Cantabria fue indefinido (18.920 de un total de 60.685), en concreto un 31,2%; porcentaje que se incrementó a un 39% en el sector de hostelería (6.253 de un total de 15.916), el de mayor contratación de la región que concentró más de una cuarta parte de todos los registrados en el pasado trimestre de junio, julio y agosto, según aclara un informe de la Secretaría de Empleo de UGT con estadísticas oficiales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El sindicato precisa que la contratación indefinida casi se cuadruplica en Cantabria en comparación al mismo período de 2021 en el primer verano con efecto directo de la recientemente aprobada reforma laboral, en el que se han acumulado 14.687 contratos indefinidos más (+346,96%) que en el trimestre estival del año pasado.

En este trimestre veraniego, Cantabria nunca había superado el límite máximo del 10% de contratos indefinidos desde que en 2002 se difunden estadísticas oficiales de este concepto por comunidades autónomas, ya que la denominada tasa de estabilidad (porcentaje de indefinidos sobre el total) más alta contabilizada hasta ahora fue el 8,72% del año 2007, cuando por primera y única vez hasta ahora se superó el 9% en la contratación masculina y el 8% en la femenina.

UGT agrega que el incremento de la contratación indefinida este pasado verano en Cantabria se distribuyó de manera similar entre los dos sexos, cuadruplicándose en ambos en comparación a 2021 con 7.478 más en los hombres (de 2.294 a 9.772) y 7.209 más en las mujeres (de 1.939 a 9.148) y con una tasa de estabilidad contractual masculina de un 30,96% y de un 31,41 en la femenina. Por edades, el número de contratos indefinidos entre los menores de 25 años casi se multiplicó por nueve en comparación al verano del año pasado (de 542 a 4.696), los firmados por personas entre 25 y 44 años se triplicaron (de 2.339 en 2021 a 8.744) y los comprendidos entre los 45 y más años se cuadruplicaron (de 1.352 a 5.480).

El informe de UGT destaca que un 44% del aumento de la contratación indefinida veraniega en Cantabria correspondió a contratos fijos discontinuos (+6.442), un 35% a contratos con una jornada completa (+5.153) y otro 21% con una jornada de trabajo parcial (+3.092). Como explica el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, "el verano no ha sido una excepción al mayor crecimiento de la contratación indefinida conocido hasta ahora por la entrada en vigor a principios de este año de la reforma laboral pactada por los agentes sociales y el Gobierno español en el diálogo social". "Los contratos indefinidos dejan de ser una excepción y se aproximan a ser la norma en el mercado laboral; y además, ocurre en los dos sexos, en todas las edades y en todos los sectores de actividad económica", agrega Ibáñez, que matiza que "no obstante, existe mucho margen de mejora en la calidad de la contratación, sobre todo en lo que se refiere a las jornadas parciales".

De todos modos, el responsable regional de Empleo de UGT reitera que "pese a este incuestionable incremento de la contratación indefinida, en Cantabria sigue creciendo por debajo de la media nacional porque seguimos dependiendo de un modelo productivo donde aumentan menos los indefinidos y disminuyen menos los temporales". En Cantabria, la contratación temporal disminuyó este verano en comparación al de 2021 en casi un 39% (-26.673 contratos), ligeramente por debajo de la media nacional en el mismo concepto, donde se redujo un 41% con 1.853.339 contratos eventuales menos.

Las estadísticas del SEPE mantienen a Cantabria como la tercera autonomía española con menor porcentaje de contratos indefinidos este pasado verano solo superada por Navarra (24,16%) y País Vasco (26,07%) y a más de 10 puntos de la media nacional (41,97%). "Que Cantabria sea una de las autonomías con menor tasa de contratos indefinidos viene sucediendo desde la entrada en vigor de la reforma laboral, no es exclusivo del verano", matiza el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, que recuerda que este verano se han registrado más de un millón y medio de contratos indefinidos en España, (1.517.703), un 332% más que los poco más de 450.000 del trimestre veraniego de 2021 (457.256).

Para Ibáñez, "la menor contratación indefinida en Cantabria en comparación a la media nacional se explica, entre otras causas, por un modelo económico en el que tienen un gran peso algunas actividades del sector servicios con baja productividad y escaso valor añadido donde, además, predominan empresas de pequeño tamaño y una cultura empresarial en muchos casos proclive a la alta rotación contractual más que a la estabilidad en el empleo".  

UN 39% EN HOSTELERÍA Y UN 34% EN EL COMERCIO

El informe de UGT subraya que los dos sectores de actividad económica con mayor volumen de contratación en Cantabria, la hostelería y el comercio, superaron con creces la tasa de contratos indefinidos de la media regional con un 39% y casi un 34% respectivamente.

En la hostelería cántabra se registraron este verano 6.253 contratos indefinidos, ocho veces más que los 729 de 2021, cuando tenía un porcentaje de ellos de apenas un 3,4%; mientras que en el comercio se acumularon 2.576, casi cuatro veces más que los 659 del trimestre veraniego del año pasado, con lo que supera en más de 26 puntos el 7,65% de contratos indefinidos del trimestre veraniego del año pasado.

El tercer sector de actividad con más contratos en la región, el transporte, acumuló menos de la mitad de contratos indefinidos que los dos anteriores, un 12,3% con 812, aunque duplicó con creces los 309 contabilizados en el mismo período de 2021.

Por sectores económicos, los contratos indefinidos se multiplicaron por nueve en el caso del primario (de 33 a 310), en la industria se triplican (de 558 a 1.561) y en la construcción (de 310 a 1.480) y en los servicios (de 3.332 a 15.569) casi se cuadruplican. 

"Las estadísticas demuestran que el hecho de que la normativa laboral obligue a realizar contratos más estables y de mayor calidad no produce un perjuicio en la cantidad de empleo generado", subraya el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, que agrega que "se suscriben menos contratos pero no por ello se contrata a menos personas, lo que ocurre es que disminuye la rotación (número de contratos firmados por cada persona) y se eleva la calidad y la estabilidad, lo que consideramos muy positivo".
 

Comentarios