lunes. 05.12.2022

Comisiones Obreras (CCOO) ha acusado a la Consejería de Presidencia de "quedarse" con 1,7 millones de euros presupuestados para los empleados públicos para 2022 y ha señalado a la consejera Paula Fernández como la responsable de "entorpecer" las negociaciones. Así lo ha denunciado este viernes en rueda de prensa el coordinador del sector autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato en Cantabria y miembro del Comité de Empresa, Carmelo Renedo, que ha anunciado movilizaciones.

"La Consejería de Presidencia se va a quedar con más del 80% del dinero que ha presupuestado", ha aseverado Renedo

Renedo ha explicado que se trata de unos fondos económicos recogidos en los presupuestos de Cantabria desde 2018 y que se destinan a la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos -tanto laborales como funcionarios y cada año a un sector-, cuya partida presupuestada para 2022 ascendía a 1,7 millones de euros.

Se trata, ha apuntado, de una "pelea" con la Consejería de Presidencia que se da desde el año pasado, cuando en "reiteradas" ocasiones el sindicato pidió "las cifras reales de en qué se estaba gastando este dinero". "Teníamos la sospecha y ya tenemos la confirmación de que el Gobierno presupuesta en los PGC una partida para mejorar las condiciones de los empleados públicos y después, el año pasado, se quedó con una gran parte de ese dinero", ha asegurado Renedo.

La acción sindical del Ejecutivo autonómico ha reclamado la negociación para que la partida correspondiente a 2022 "vaya a parar a los bolsillos de los empleados públicos". Según ha apuntado Renedo, desde el pasado mes de mayo se han sucedido una serie de reuniones con Presidencia, sin embargo, "cuando estamos casi a punto de llegar a un acuerdo la Consejería de Presidencia se desmarca porque lo que no quiere es ningún tipo de acuerdo con los sindicatos". En este sentido, ha señalado a la consejera Fernández como la responsable de "entorpecer" la negociación con motivo de "una estrategia política" y "para quedarse con 1,7 millones de euros de los empleados públicos".

"La Consejería de Presidencia se va a quedar con más del 80% del dinero que ha presupuestado", ha aseverado Renedo, que ha puesto de manifiesto el "engaño" de los empleados públicos a través de los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC). "Les hacen ver a principios de año que van a tener un dinero para seguir mejorando las condiciones de los empleados públicos y esto no se produce", ha añadido.

El sindicato se movilizó el pasado mes de octubre para denunciar que la consejera se ha convertido en un "obstáculo" a la hora de negociar un posible acuerdo y exigir una reunión, quien "reiteró un compromiso" para convocar la mesa de negociación y acordar el reparto de estos fondos y, sin embargo, a día de hoy "ni está ni se la espera".

De esta forma, CCOO ha anunciado que se va a poner en contacto con el resto de sindicatos con representación en la Junta de Personal y en el comité de empresa para convocar una nueva concentración de empleados públicos ante la sede del Ejecutivo autonómico, cuya fecha está aún por determinar, para exigir a Paula Fernández que se siente a negociar y "desenmascararla".

Al respecto, Santiago Ríos, delegado de personal por CCOO en la Junta de Personal del Gobierno de Cantabria, ha apuntado que, por ejemplo, "por la cerrazón de la consejera, el personal funcionario de los subgrupos A1 y A2 de grupos no singularizados están dejando de ganar 125 euros más al mes". Reyes Baquero, delegada de CCOO en el Gobierno de Cantabria, por su parte, ha detallado que, en cuanto al personal laboral, el colectivo del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) "es el único con carácter retroactivo y, por otro lado, tenemos un gran palo en la rueda con lo que respecta al colectivo de empleados de servicios y personal subalterno de la Consejería de Educación".

Comentarios