domingo. 19.05.2024

Cantabria ha acumulado en los dos primeros meses del año un total de 1.028 accidentes de trabajo y confirma su nivel más alto desde hace 14 años, según ha informado este lunes Salud Laboral de UGT.

Este número supone un 39% menos (-662) que los 1.690 accidentes laborales registrados en el mismo período de 2022, cuando por primera vez desde 2009 se superó el millar de siniestros entre enero y febrero.

El sindicato ha explicado que, en comparación al año pasado, la siniestralidad laboral ha disminuido en Cantabria por una menor incidencia de los accidentes leves vinculados al Covid en el sector socio sanitario, donde en los dos primeros meses se han registrado 146, una cuantía similar a la de 2019, previo a la pandemia, y 690 o 82,5% menos que los 836 contabilizados en 2022.

Según las estadísticas del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), en los dos primeros meses de este año los accidentes laborales leves se han reducido en la región algo más de un 39% (-656) por el mencionado menor impacto de los vinculados al Covid; los graves lo hacen en un 66% (de 9 a 3) y se ha producido un accidente mortal, al igual que en 2022, aunque este año hay que sumar otro fallecimiento más in itinere.

En este sentido, el técnico de Salud Laboral de UGT, Marcos Flores, ha precisado que se trata de la comparativa con 2022, que fue "el peor año en accidentalidad laboral de la última década en Cantabria". Y por ello ha reiterado que la región sigue "en niveles altísimos inasumibles con ya más de un millar de siniestros en solo los dos primeros meses del año".

Flores ha subrayado que "después de superar el millar de accidentes el año pasado por primera vez desde 2009, lo volvemos a hacer en este 2023, que también se inicia con unos índices de siniestralidad laboral que obligan a adoptar medidas urgentes tanto en la prevención de riesgos laborales como en la vigilancia y sanción del cumplimiento de la normativa laboral vigente porque de nada sirve tener una buena ley si no se respeta".

MAYOR INCIDENCIA DESDE 2009

Según las estadísticas interanuales del ICASST, en los últimos 12 meses (entre marzo de 2022 y el pasado mes de febrero) se han acumulado más de 8.500 siniestros laborales en Cantabria (11 de ellos mortales); lo que implica un índice de incidencia (accidentes por cada 100.000 trabajadores) de 3.910, el más alto en el mismo período desde el año 2009.

Flores ha recordado que, en coincidencia con la recuperación económica entre finales de 2013 y 2014, "la siniestralidad laboral no deja de crecer en Cantabria con pandemia o sin ella y no se termina de frenar, por lo que es evidente que no se está haciendo prevención en los centros de trabajo: más bien un lavado de cara con el consentimiento de la Administración y con pocas inversiones, pese a que se ha fomentado y mucho las líneas de ayudas oficiales para ello".

Cantabria vuelve a superar los mil accidentes de trabajo hasta febrero
Comentarios