viernes. 23.02.2024

Cantabria ha registrado en los nueve primeros meses de 2023 un total de 12 accidentes laborales mortales, 10 en el centro de trabajo y otros dos en el desplazamiento a él o 'in itinere', lo que supone la mayor cifra en el mismo período desde que en 2008 el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST) facilita estadísticas oficiales, según UGT-Salud Laboral.

El sindicato ha destacado que, según las propias estadísticas del ICASST, es la primera vez que se alcanza la docena de fallecimientos en el trabajo en estas fechas, ya que las mayores cifras registradas hasta ahora eran los 11 siniestros mortales de los años 2017, 2018 y 2021.

Según ha informado en un comunicado, el número total de accidentes laborales se ha reducido este año algo más de un 35%, con 2.620 menos que en el mismo período de 2022, aunque sólo disminuyen los siniestros leves por una menor incidencia del Covid-19 en las actividades sanitarias, que registran un descenso de más de un 81% (-2.544).

Al margen de máximos históricos en la región de la accidentalidad laboral mortal, UGT destaca que también se incrementan este año los graves un 16,7% en comparación a 2022, con cinco más, ya que en 2023 se acumulan ya 35 siniestros de este tipo, la mayor cifra desde 2017.

Para el responsable regional de UGT-Salud Laboral, Marcos Flores, estas cifras "inasumibles" de accidentes de trabajo confirman que este año "va a ser el peor de la década y reflejan la falta de medios y de voluntad".

Así, ha señalado que la Estrategia Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo que "tanto hemos venido demandando desde hace tiempo" se aprobó el pasado mes de marzo y medio año después "sigue sin ponerse en marcha", por lo que ha reclamado que se ponga en funcionamiento "cuanto antes y con los medios necesarios para desarrollarse".

Flores también ha reiterado el rechazo de UGT a convertir el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en dirección general y no en organismo autónomo con su propia dotación presupuestaria, "tal y como recomienda en todas las comunidades autónomas la propia Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

"Que el ICASST pase a ser dirección general implica coartar la participación de los agentes socio económicos en la política de prevención", ha criticado el responsable, para quien la creciente siniestralidad laboral en Cantabria desde el año 2013 "reafirma que algo falla y que la solución tiene que venir del trabajo conjunto de todos los agentes implicados".

Cantabria registra en septiembre la mayor cifra de accidentes laborales mortales desde...
Comentarios