jueves 26/5/22

La empresa Indra Soluciones TI, prestataria del servicio del Centro de Control de Sistemas del Banco Santander en el Centro de Procesamiento de Datos (CPD) que la entidad financiera tiene en Solares, conocido como el 'búnker' del Santander, ha despedido "de forma efectiva" a "más de un tercio" de su plantilla actual en dicho proyecto, en concreto al 35%, ha informado el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), que también ha anunciado una concentración el próximo 24 de febrero en Santander contra esta decisión.

Según CCOO, Santander Global Tech (SGT), empresa cliente perteneciente al Grupo Santander, tomó "hace ya más de un año" la decisión de trasladar el servicio a Madrid por lo que, hasta ahora, los trabajadores de Cantabria "estaban siendo sacados por bloques del mismo y reubicados en diferentes proyectos de los múltiples que la empresa tecnológica dispone y, además, con muy buenos resultados".

El sindicato explica que Indra ha alegado "dificultades" para la asignación a otros clientes por la no existencia de un centro de trabajo físico en Cantabria. Sin embargo, el comité de empresa "no ve ni coherente ni lógico ni razonable" este argumento cuando "tiene a más de la mitad de sus empleados de la región en teletrabajo al 100% con otros clientes y con unas valoraciones de sus responsables excelentes". "Es una mera excusa para prescindir de su personal actual", ha afirmado el presidente del comité de empresa, Pablo Toyos, que ha señalado que "en enero de 2021 el banco prescindió de 30 personas que fueron sustituidas por otras en Madrid desempeñando la misma función" y que fue, gracias a la labor y las gestiones realizadas por la sección sindical de CCOO, que estos 30 trabajadores "fueron recolocados en otros proyectos".

Toyos ha destacado lo "absurdo de la situación" cuando a finales de año se firmó un acuerdo de teletrabajo con los sindicatos que "normalizaba" a trabajadores como los que pretenden despedir. "No puede ser que hace poco más de un mes te envíen un acuerdo individual de trabajo a distancia del 100% de la jornada y ahora te digan que no es posible reubicarte en remoto", y "más aún cuando sabemos con certeza que están buscando personal y contratándolo, en modalidad a distancia y en proyectos compatibles con nuestro perfil profesional, en otras ubicaciones", ha dicho el presidente del comité.

Por este motivo, el comité de empresa ha convocado una concentración frente al Centro Botín de Santander el próximo 24 de febrero, a las 18:45 horas, y no descarta, además, jornadas de huelga para defender el futuro del centro en Cantabria y el mantenimiento de los 52 puestos de trabajo en la región.¡ Además, desde el comité se ha pedido al Banco Santander que "se posicione al respecto, que valore públicamente si aprueba este modo de actuar de Indra" porque, a juicio de los representantes sindicales, "se está denostando el trabajo que se realiza en Cantabria y queda en cuestión si efectivamente el Banco de Santander apuesta por la región tal y como presume, por el crecimiento económico de la misma".

Los miembros del comité han recordado que "ya advirtieron" el pasado mes de agosto de su "temor e incertidumbre por lo que pudiera ocurrir" tras ver cómo el banco "seguía firme en su idea de centralizar en Madrid sus departamentos técnicos". Esta situación les llevó a reunirse con el consejero de Industria, Javier López Marcano, para "intentar mediar e iniciar contactos" entre éste e Indra para buscar una posible localización futura de la empresa en Cantabria, "proceso que no ha llegado a buen puerto viendo los despidos que se están produciendo en la empresa".

Por otro lado, a los delegados les "ha sorprendido enormemente" la idea de que el año pasado Indra acordara formar parte del 'Acelerador de empresas', proyecto que la misma Consejería de Industria ha ideado con la intención de atraer empleo tecnológico (TIC) a Cantabria y en paralelo "esté prescindiendo de sus trabajadores en la región". "Cómo puede ser que una empresa vaya a impulsar el sector TIC en Cantabria si está echando a la plantilla que ella misma tiene trabajando en la región", han denunciado.

Por último, el comité de empresa insta a Indra y al Banco Santander a "reconsiderar sus posturas y a anular los despidos presentados", recuerda a Indra "su papel de aceleradora de empresas" en el acuerdo recientemente firmado con la Consejería y pide al Banco Santander "que haga valer su tan pregonado amor por Cantabria y no desplace talento hacia Madrid".

Comentarios