jueves. 11.08.2022
LABORAL

Una agente forestal denuncia la vulneración de su derecho a lactancia natural sin riesgo

La Consejería dice que no puede adaptar su puesto y la Mutua le deniega el pago de una prestación durante el tiempo en que no trabaje
De izda a derecha: Aringa Rojo, la agente forestal afectada, junto a Isabel Rodríguez y Cruz Fuentes, del sindicato TÚ
De izda a derecha: Aringa Rojo, la agente forestal afectada, junto a Isabel Rodríguez y Cruz Fuentes, del sindicato TÚ

Una agente del Medio Natural del Gobierno de Cantabria en la comarca de Liébana ha denunciado que está siendo objeto de "discriminación" al, a su juicio, ver vulnerado su derecho a una lactancia natural sin riesgo, tanto en el pasado con su primer hijo como ahora con el segundo.

En una rueda de prensa en la que la afectada, Aringa Rojo, ha estado acompañada por las representantes del sindicato Trabajadores Unidos (TÚ) Isabel Rodríguez y Cruz Fuentes, esta funcionaria ha explicado este martes que las condiciones de su puesto de trabajo no permiten que pueda ejercer su derecho a la lactancia natural. Y es que, según ella misma ha relatado, pasa la mayor parte de la jornada en el entorno natural, a la intemperie, o en espacios donde, según ha explicado, no se dan las condiciones para poder extraerse la leche y conservarla en condiciones de higiene y sin riesgo. Además, ha señalado que las funciones de su puesto incluyen la extinción de incendios con altas temperaturas, trabajos de prevención de plagas, exposición a sustancias químicas y elementos tóxicos en vertidos y en animales, entre otras circunstancias.

TÚ ha explicado que la Consejería de Desarrollo Rural ha reconocido la "imposibilidad" de adaptarle el puesto a esta agente forestal. Tras ello, y como otra solución posible, la afectada solicitó a la mutua del Gobierno de Cantabria (Mutua Montañesa) la suspensión de su contrato y percibir la prestación por riesgo durante la lactancia natural, algo que la mutua le ha denegado. Ello, hace que esta trabajadora haya tenido que recurrir para poder ejercer su derecho a la lactancia a permisos o días de vacaciones, que ya se le han agotado, y ahora solicitar la baja a su médico de cabecera.

TÚ ha explicado que en el caso de esta funcionaria ya "llueve sobre mojado" puesto que cuando tuvo a su primer hijo vio también denegados sus derechos a la lactancia natural por riesgo y tuvo que acudir a los tribunales, que le dieron la razón. Sin embargo, la sentencia llegó tres años del nacimiento de su primer hijo y ésta ya no pudo ser ejecutada. Ahora, con su segundo hijo, ha tenido que acudir de nuevo a la Justicia pero teme que ocurra lo mismo que con el primero ya que la vista se ha propuesto para dentro de un año y la sentencia podría llegar cuando ese derecho a la lactancia haya prescrito por la edad del bebé. A juicio de TÚ, se trata de "una reincidencia clara y discriminatoria, de quienes aprovechan la lentitud de la Justicia para no cumplir con la normativa vigente en materia de igualdad".

INTERMEDIACIÓN DEL GOBIERNO

El caso de esta funcionaria ha sido expuesto a diferentes instancias del Gobierno de Cantabria y ahora TÚ requiere la intermediación de la propia Presidencia del Ejecutivo regional para intentar "reconducir" la situación con la Mutua Montañesa e instarle a rectificar esta "discriminación".

TÚ ha advertido de que en caso de no producirse esta rectificación pedirá "cuantas responsabilidades políticas haya en el asunto", tanto en el Parlamento de Cantabria, como en el Ministerio de Igualdad o ante el Defensor del Pueblo. Y es que la afectada asegura sentirse "indefensa" y "castigada" por el hecho de ser "mujer y madre".

 

Comentarios