domingo 22/5/22
salud

Todos los franceses se convierten en donantes de órganos con la entrada del año 2017

Según una nueva ley en aras de la solidaridad nacional, si una persona no desea que se donen sus órganos tendrá que formular deseo en contra.

fotonoticia_20160112144947_1280
Hasta 2017 la donación de órganos y tejidos era un acto voluntario por parte de cada persona o en caso de haber fallecido por parte de sus familiares

Todos los ciudadanos de Francia son oficialmente donantes de órganos desde este pasado 1 de enero de 2017. Se trata de una nueva condición que tienen todos los franceses por ley con la entrada del nuevo año; sólo deben realizar una solicitud si desean no ser donantes de órganos.

Hasta 2017 la donación de órganos y tejidos era un acto voluntario por parte de cada persona o en caso de haber fallecido por parte de sus familiares. Según recoge el diario The Guardian e informa Navarra.com, en Francia normalmente acababan negándose dichas donaciones, por lo que apenas se aportaban órganos y tejidos de personas fallecidas.

Los individuos que muestren su rechazo a esta práctica pueden registrarse específicamente en el Registro Nacional de Rechazo

Desde el día 1 de enero ha entrado en vigor una ley por la que todos los ciudadanos en Francia son presuntos donantes de órganos y tejidos en nombre de la solidaridad nacional. Se ha elegido así una fórmula de presunción de consentimiento: "La ley dice que todos somos donantes de órganos y tejidos, a menos que hayamos expresado nuestra negativa”, expresaba la agencia francesa de biomedicina en su página web.

Los individuos que muestren su rechazo a esta práctica pueden registrarse específicamente en el Registro Nacional de Rechazo. Este registro será consultado por los médicos minuciosamente cada vez que una persona muera, así se asegurarán de si era donante o si por el contrario había manifestado su deseo de no serlo.

Comentarios