jueves. 29.02.2024

El día de Nochevieja se prevé un tiempo estable, aunque un nuevo flujo de vientos húmedos y fríos de componente norte podría dejar lluvias en el extremo norte peninsular junto a nevadas en cotas bajas de 800 metros en el entorno de los Pirineos y de la Cordillera Cantábrica, según ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

El portavoz, quien ha señalado la incertidumbre en la predicción, ha apuntado que el próximo domingo se impondrá el tiempo anticiclónico tras el recorrido por la Península de varios frentes asociados a borrascas atlánticas entre el jueves y el sábado que circulan más al norte de las latitudes de España. Estas borrascas dejarán lluvias y nevadas, principalmente en el norte y noroeste peninsulares.

Del mismo modo, la incertidumbre es mayor para el tiempo el día de Año Nuevo, debido a la posibilidad de un tiempo estable anticiclónico generalizado con pocas lluvias o la posibilidad de que un nuevo sistema frontal entre por el noroeste peninsular y avance hacia el interior con lluvias el 1 de enero en la mitad occidental y las comunidades cantábricas. De ser así, las temperaturas se incrementarían por la llegada de vientos templados de componente oeste y suroeste.

En cualquier caso, todavía predomina en España el tiempo anticiclónico, estable y sin apenas lluvias, aunque con heladas nocturnas en varias zonas del interior peninsular así como bancos de niebla persistentes en la meseta norte y los valles de grandes ríos.

De este modo, este martes los termómetros han registrado cerca de 8ºC bajo cero en páramos del centro peninsular, como en las localidades de Mira (Cuenca) o Molina de Aragón (Guadalajara) que han registrado -8ºC a las 7:00 horas de la mañana, mientras que en otras zonas del interior apenas se ha bajado de los 3ºC o 4ºC bajo cero.

Igualmente, Del Campo ha indicado que las temperaturas máximas son muy bajas, también en las zonas centrales del día donde la niebla persiste a lo largo de la jornada, como en la meseta norte, donde algunas localidades han celebrado el día de Navidad con valores que no han sobrepasado los 0ºC.

Entre ellas se encuentran Autilla del Pino (Palencia) donde según del Campo el momento más cálido del día apenas rebasó 1ºC bajo cero, mientras que en Palencia y Valladolid capital apenas superaron los 0,5ºC durante la Navidad.

De forma más detallada, este martes las zonas bajas del nordeste y los valles de grandes ríos han amanecido con nieblas densas, así como la meseta norte peninsular, donde serán persistentes y engelantes. Esto significa que como consecuencia de los valores inferiores a los 0ºC durante toda la jornada, las gotas de niebla se congelarán al impactar contra la superficie, por lo que el portavoz ha advertido de la posible formación de placas de hielo.

Mientras tanto, en el resto de la Península será un día "tranquilo", con cielos poco nubosos de forma general y con oscilaciones de entre 18ºC a 20ºC en ciudades próximas al Mediterráneo, mientras que en el oeste de Galicia podría llover de forma débil.

Del mismo modo, ha apuntado que este miércoles será una jornada similar, aunque la entrada del frente atlántico por el noroeste peninsular dejará lluvias en Galicia, que serán persistentes en el oeste de la comunidad autónoma. Estas precipitaciones también alcanzarán algunos puntos de Asturias y del noroeste de Castilla y León de forma más débil a final del día.

Por otro lado, los bancos de niebla continuarán en el interior peninsular, según Del Campo, en menor abundancia, aunque persistentes en puntos de las dos mesetas y engelantes en la meseta norte. Con todo ello, las temperaturas no experimentarán grandes cambios, excepto en el extremo norte, donde subirán por la llegada de vientos del suroeste y en zonas de la meseta norte donde la niebla de los días anteriores se disipará.

En concreto, ha precisado que esto sucederá con mayor probabilidad en las provincias de Zamora y Valladolid, donde se prevé que las capitales registren este martes máximas de entre 2ºC y 3ºC mientras que este miércoles serán de 10ºC. Igualmente, en puntos de la depresión del Ebro, principalmente en el entorno de Lérida, la niebla se disipará y aumentarán los valores. Mientras tanto, el Mediterráneo rondará de nuevo los 18ºC y 20ºC a mediodía.

Con respecto al jueves, el frente continuará su avance hacia el interior peninsular al tiempo que se debilitará, por lo que dejará lluvias en Galicia, Asturias y el oeste de Castilla y León. Con ello, las nieblas en las mesetas se disiparán, mientras que en el resto de la Península habrá intervalos nubosos, sin precipitaciones y con una subida de las temperaturas mínimas en el oeste.

De este modo, Del Campo ha destacado que en el oeste peninsular habrá menos heladas, que quedarán acotadas a la zona del centro y la mitad oriental peninsulares, como en Zamora, donde la mínima será de 5ºC el jueves mientras que Lérida bajará hasta los 3ºC bajo cero.

20ºC EN MURCIA Y PALMA

En este sentido, las máximas se incrementarán por el oeste y bajarán de forma ligera en puntos del este, por lo que las temperaturas más altas en Murcia y Palma rondarán los 20ºC. Este ascenso térmico continuará este viernes que, según el portavoz, será más notable por la noche debido a la presencia de viento y una mayor nubosidad, al tiempo que las temperaturas diurnas bajarán en el Mediterráneo.

Por otra parte, las heladas débiles persistirán en la meseta norte y páramos de la zona centro peninsulares, mientras que lloverá en Galicia, Asturias y Castilla y León sin descartar otros puntos del extremo norte por los vientos atlánticos húmedos, que también ocasionarán nevadas en
los Pirineos y la cordillera cantábrica a partir de unos 1.600 metros de altitud.

El resto de la Península registrará cielos nubosos o con intervalos nubosos pero sin lluvias durante el viernes, mientras que el sábado el portavoz ha apuntado que la mayor probabilidad de precipitaciones se concentrará en el extremo norte; Galicia, las comunidades cantábricas y los Pirineos, situación que podría extenderse durante hasta el día de Año Nuevo. Igualmente, del Campo no descarta lluvias más débiles y aisladas en otros puntos de la mitad norte.

Todo ello acompañado de temperaturas en descenso y heladas más abundantes que las del viernes. Además, la cuota de nieve previsiblemente descenderá hasta los mil metros en la zona norte peninsular.

Finalmente, en Canarias el ambiente será estable en los próximos días, con cielos poco nubosos o despejados y vientos flojos a moderados de componente este con un ascenso de temperaturas. En concreto, se prevé que se alcancen los 25ºC de máxima en zonas costeras, mientras que a partir de este viernes se espera la llegada de polvo en suspensión lo que daría lugar a calima principalmente en las islas orientales.

 

Tiempo "estable" en Nochevieja salvo lluvias y nevadas a 800 metros en el extremo norte...
Comentarios