sábado 29/1/22
POLÍTICA

El Rey no propone a ningún candidato y confirma nuevas elecciones el 26 de junio

La ronda de contactos certifica que no existe un candidato con apoyos suficientes, por lo que los españoles volveremos a tener una cita con las urnas.

Su Majestad el Rey, Felipe VI, saluda al Presidente del Congreso, Patxi López
Su Majestad el Rey, Felipe VI, saluda al Presidente del Congreso, Patxi López

Ni el 'minuto yugoslavo' como diría la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que intentó Compromís en el último momento ha podido evitar que los españoles tengamos una nueva cita con las urnas el próximo 26 de junio.

El Rey concluyó este martes por la tarde su ronda express con los representantes de los partidos políticos para ver si era posible evitar nuevos comicios, pero ninguno de ellos ha presentado otra alternativa que la de someterse de nuevo a la voluntad popular.

Tras las reuniones, el Rey ha mantenido un encuentro con el presidente del Congreso, Patxi López, a quien ha comunicado que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno.

Ante esta situación, y tal y como prevé el artículo 99.5 de la Constitución, si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones

En un comunicado de la Casa del Rey se informa de que tras concluir las consultas de este lunes y martes con las distintas fuerzas parlamentarias, el Monarca ha constatado que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza.

En ese sentido y de acuerdo con lo expuesto el pasado 12 de abril en la convocatoria de estas consultas, Su Majestad el Rey ha comunicado al presidente del Congreso, Patxi López, que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno.

Este es el comunicado completo de la Casa de su Majestad el Rey:

1. Su Majestad el Rey ha concluido las consultas que, en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución, se han desarrollado durante los días 25 y 26 del presente mes de abril.

2. Su Majestad el Rey, tras valorar la información que le han trasladado los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria que han comparecido en las consultas, ha constatado que no existe un candidato que cuente  con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza.

3. En ese sentido y de acuerdo con lo expuesto el pasado 12 de abril en la convocatoria de estas consultas, Su Majestad el Rey ha comunicado al Sr. Presidente del Congreso, Don Patxi López Álvarez, que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno. Todo ello a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución.

De este modo, el Rey deberá proceder a la disolución de las Cortes y a la convocatoria formal de los comicios, con el refrendo del presidente del Congreso, tal y como estipula el artículo 99.5 de la Constitución, que nunca antes se ha tenido que aplicar.

Al margen del coste político o social que el proceso pueda o no tener, lo seguro es que costaría dinero.

Así, organizar unas nuevas elecciones generales el próximo mes de junio tendría un coste millonario, al menos los 130 millones que costó la maquinaria electoral del 20 de diciembre, más el gasto en campaña de los partidos políticos, que procede fundamentalmente de las arcas del Estado.

Organizar unas nuevas elecciones generales el próximo mes de junio tendría un coste millonario, al menos los 130 millones que costó la maquinaria electoral del 20 de diciembre

Al respecto, el PSOE cifró el coste de su campaña para las elecciones generales del pasado 20 de diciembre en unos 9 millones de euros; Ciudadanos (C's) gastó más de cuatro millones; IU alrededor de 2,5 millones; y Podemos calculó unos gastos de unos 2,2 millones de euros.

En cuanto al PP, no ha dado a conocer cuánto se dejó en esa campaña, aunque tendrá que justificarlo en unos días: todos los partidos tienen obligación de entregar la información de sus gastos al Tribunal de Cuentas a partir del 20 de marzo.

Según los datos facilitados por el Ministerio del Interior a Europa Press, el presupuesto de la maquinaria electoral para las generales de diciembre fue de 130 millones de euros, incluidos los 48 millones de Correos (voto a distancia y propaganda), los 12,8 millones del escrutino y la difusión de los datos, otros 12,59 millones de logística (papeletas, locales, campañas de difusión) y 55,1 millones que se dejan las administraciones públicas en todo el proceso (por ejemplo, el despliegue de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado costó casi 13 millones).

Sin embargo, a estas cantidades hay que sumar lo que se gastan los partidos políticos para 'vender' a sus candidatos, para lo cual reciben importantes subvenciones públicas según los votos y los escaños que lograron en las pasadas elecciones. Es decir, los resultados de diciembre marcarán el gasto en las campañas de junio, si tienen que organizarse.

Además, los partidos políticos pueden sumar también donaciones privadas de personas físicas o por 'crowdfunding' y pedir préstamos a los bancos, siempre que en total no superen un gasto máximo permitido por la Ley Electoral General.

Para los partidos que se presentan en toda España, ese tope es de unos 13,5 millones de euros: 0,37 céntimos por persona con derecho a voto (36,5 millones de electores).

Al respecto, el Rey ha pedido en estos dos días en los que ha mantenido encuentros con los representantes de las distintas fuerzas parlamentarias que deberían ahorrar en la campaña electoral.

Comentarios