miércoles 1/12/21
España

Pepe Álvarez (UGT) defiende la libertad de expresión de tuiteros y sindicalistas condenados

"Es hora de defender la libertad de expresión, manifestación o huelga, porque hoy atacan a actores, tuiteros, humoristas, sindicalistas, pero mañana le puede tocar a cualquiera de nosotros, incluidos políticos, periodistas o jueces", subraya el líder de UGT.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha condenado en su blog la represión existente para acallar las voces discrepantes

Bajo el título ‘Vía crucis de la libertad de expresión’, el secretario general de UGT sale en defensa de los tuiteros condenados. En la última entrada de su blog, 'Valor sindical'Pepe Álvarez cita los casos de Cassandra Vera, condenada a un año por tuitear chistes sobre Carrero Blanco y la querella interpuesta contra El Gran Wyoming y Dani Mateo por hacer chistes sobre el Valle de los Caídos y advierte de que “estamos asistiendo a durísimos envites para acallar las voces discrepantes, aunque para ello haya que retorcer las leyes”.

“Estamos asistiendo a durísimos envites para acallar las voces discrepantes, aunque para ello haya que retorcer las leyes”

El dirigente sindical recuerda que hay más de 300 sindicalistas encausados por distintos motivos relacionados con el ejercicio de sus derechos y reclama la derogación de la ‘Ley Mordaza’ y de los artículos 315.3 y 173 del Código Penal, “un reducto normativo franquista que de repente los fiscales utilizan al unísono”, afirma.

"Es hora de defender la libertad de expresión, manifestación, huelga o cualquier otra, porque hoy atacan a actores, tuiteros, humoristas, sindicalistas, pero mañana le puede tocar a cualquiera de nosotros, incluidos políticos, periodistas o jueces", subraya el líder de UGT.

Álvarez critica con dureza a la fiscalía “cuyo papel de defensa de la legalidad -dice- está en entredicho después de escuchar en un juicio del caso Noos que Hacienda no somos todos”. Para el líder de UGT, “No es justo que esta sociedad tenga que ver como la fiscalía sólo pide cuatro años de cárcel a los que se apropian de los ahorros de nuestros mayores mientras que por un tweet supuestamente ofensivo o por defender los derechos e intereses del conjunto de los trabajadores piden más años de prisión”.