viernes 3/12/21
CIS

El paro y la corrupción política siguen siendo las principales preocupaciones de los españoles

La inquietud por el desempleo aumenta y las pensiones se convierten en el octavo problema nacional.

La preocupación por el paro aumenta entre los españoles
La preocupación por el paro aumenta entre los españoles

La formación del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy ha atemperado la preocupación que generan los políticos y la mala percepción que mayoritariamente tienen los españoles de la situación política, según se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el que, por contra, se refleja una mayor inquietud por el paro y otros asuntos de corte social como las pensiones, que son ya el octavo problema nacional.

El sondeo, hecho público este lunes, se basa en 2.487 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 255 municipios de 48 provincias y tiene un margen de error de más/menos 2%. Las encuestas se hicieron entre el 1 y el 11 de noviembre, tras la investidura de Mariano Rajoy y justo cuando dio a conocer a su nuevo Gobierno.

El desempleo repite como la primera preocupación, al ser citado en el 72,9% de los cuestionarios, 1,6 puntos más que en octubre, rompiendo así la racha bajista que llevaba desde primeros de año.

La corrupción y el fraude, por su parte, continúan en la segunda plaza, aunque registran su cota más baja desde mayo de 2014 con un 36,1% de menciones, y, una vez superada la situación de interinidad, también es menor la inquietud por la clase política, que ha bajado casi cuatro puntos en un mes hasta llegar al 25,7%.

Temas sociales

Los problemas económicos en general continúan como cuarto problema

Más ha bajado aún, casi 14 puntos, el porcentaje de los que descalifican la situación política que, si en octubre marcaron récord, con un 88,1%, en noviembre bajaron al 74,3%. En paralelo, suben tres puntos (hasta el 3,8%) los que juzgan "buena o muy buena" la coyuntura tras el fin del bloqueo.

Sin embargo, las perspectivas para dentro de un año no mejoran puesto que los que auguran que habrá empeorado la situación política son el 26,4% (frente el 28% de octubre) y sólo el 15,5% prevé que mejore (un mes antes eran el 19,1%).

Eso sí, tras poner fin a casi un año de Gobierno interino, ha repuntando la preocupación por otros asuntos de índole social, además del paro, como la educación, la sanidad, los problemas sociales o las pensiones.

Los problemas económicos en general continúan como cuarto problema (23,9%). Sin embargo, la quinta plaza -que en octubre era para la falta de gobierno (aún hay un 2,2% que alude a este asunto pese a la investidura)- ahora es para la educación, que asciende casi 3,5 puntos hasta el 14,4%, marcando récord en medio del debate sobre la liquidación de la LOMCE y la necesidad de un pacto de Estado en esta materia.

Y también preocupa 1,6 puntos más la sanidad, que sigue en el sexto puesto (13,6%), mientras que la inquietud por los problemas sociales sube dos puntos y éstos ascienden al séptimo lugar en la lista de preocupaciones (10,2%). Las pensiones, por su parte, emergen como octavo problema del país con un 5% de menciones, frente al 2,8% del mes anterior, coincidiendo con el debate sobre la viabilidad del sistema en los próximos años.

Cambios en la lista subjetiva

También se han registrado cambios en la lista de problema que más afectan personalmente a los entrevistados. En la cima sigue el paro (40,55%) y repiten en segunda plaza los problemas económicos (24,3%). Sin embargo, ahora es la educación la que figura como tercera inquietud subjetiva (13,2%), seguida muy de cerca por la sanidad (13%).

Ambas desplazan a la corrupción (que cae del tercero al quinto (12,3%) y a los políticos, que estaban en el cuarto y ahora figuran en el séptimo (9,2%). En medio, como sexta inquietud personal aparecen las pensiones (9,5%).

Respecto a la situación económica continúa el descenso en el porcentaje de los que la descalifica. En concreto en noviembre, cayeron casi dos puntos (hasta el 63%) los que la veían "mal" o "muy mal, mientras que subió un punto el porcentaje de los que califican como "buena o muy buena" (4,65%).

Y también recuperan el tono los que auguran que a finales del año que viene la economía irá aún mejor (22,7% casi dos puntos más que en octubre), frente al 21,3% que pronostican que empeorará, 2,5 puntos menos que el mes anterior.

Comentarios