domingo 22/5/22
CONSUMIDORES

La OCU agiliza la tramitación de las indemnizaciones por las cancelaciones de Ryanair

La organización, junto a las europeas Test Achats, Altroconsumo y DECO, ha llegado a un acuerdo con la compañía por el que se crea una comunicación “exclusiva, directa y prioritaria”.

Ryanair ha cancelado más vuelos en invierno
La OCU ha llegado a un acuerdo con Ryanair para gestionar las reclamaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), junto a las organizaciones europeas Test Achats, Altroconsumo y DECO, ha llegado a un acuerdo con Ryanair para agilizar la tramitación de las indemnizaciones por las cancelaciones de la aerolínea de bajo coste irlandesa registradas en los últimos meses y que se resuelvan las tramitaciones a "la mayor brevedad posible".

Gracias a este trabajo unificado se ha conseguido establecer un acuerdo, por el cual se establece un canal de comunicación "exclusivo, directo y prioritario" entre las organizaciones europeas y la aerolínea, de manera que las reclamaciones de los consumidores españoles afectados que se tramiten a través de OCU, se gestionarán con mayor agilidad que el resto.

La OCU lanzó el 4 de octubre una campaña informativa tras comprobar que la compañía no estaba respetando el artículo 5 de la normativa europea, que establece que los pasajeros tienen derecho a una compensación por parte de la compañía si no se cumplen una serie de requisitos, como que la aerolínea informe previamente de la cancelación al pasajero de forma fehaciente.

La campaña, que ya está en marcha a través de la página web de OCU www.ocu.org/movilizate, ofrece a los afectados la posibilidad de recibir ayuda, información, y los medios necesarios para poder reclamar sus derechos.

¿QUIÉN PUEDE RECLAMAR?

OCU recuerda que el usuario deberá tener en cuenta los plazos de cancelación a la hora de reclamar una indemnización. Si la cancelación se realiza para un viaje programado para dentro de dos semanas o más, la compañía está únicamente obligada a reembolsar el importe; y si se notificase al consumidor con una antelación de entre 14 y 7 días, Ryanair también deberá ofrecer una opción de transporte alternativo.

En el caso de que la aerolínea no cumpliese con estas obligaciones, el usuario podrá reclamar una compensación a la compañía, que será de 250 euros si la distancia recorrida por el vuelo es de hasta 1.500 kilómetros; de 400 euros si se trata de un viaje intra-comunitario de 1.500 kilómetros o de hasta 3.500 a nivel global; y de 600 euros en el caso de trayectos de más de 3.500 kilómetros.

Para comprobar cada caso, OCU pone a disposición una calculadora que permite al usuario conocer la cantidad que le corresponde según cada caso. En caso de ser denegada o ignorada, la organización anima a los afectados a reclamar, no sólo el importe del billete, sino otros daños causados por la cancelación u otros servicios que tuvieras contratados en el viaje.

La OCU recuerda que, si el importe de lo que se reclama no llega a 2.000 euros, no es necesario ir a juicio con abogado y procurador y se puede plantear una demanda de juicio verbal.