domingo. 19.05.2024

El ex vicepresidente del Deportivo Alavés entre los años 2004 y 2007, José Nereo, ha asegurado que Dmitry Piterman "hacía y deshacía" todo en el Deportivo Alavés, para exponer que él no tomaba ninguna decisión en la gestión del club. "El señor Piterman era una persona muy peculiar. No se dejaba recomendar por nadie y estaba prohibido hablar todo el tema económico con él", ha expuesto.

La Audiencia Provincial de Álava ha acogido este miércoles la tercera sesión del juicio con el protagonismo de Nereo, 'mano derecha' de Dmitry Piterman al frente del Alavés, a quien se le juzga por un presunto delito continuado de apropiación indebida y tres delitos de falsedad contable, relacionados con un presunto desfalco de más de tres millones de euros de las arcas del club de fútbol gasteiztarra.

Nereo ha señalado que vino con Piterman al Alavés como "personal de seguridad" desde el Racing de Santander, pero que, más tarde Piterman le "invitó a participar" en el club, donde su tarea, según ha relatado era "darle información diaria" a Piterman sobre las cuestiones que requiriera.

"Yo le daba información a él y Piterman hacía y deshacía. Yo no entraba en el tema técnico, sino en el trabajo de oficina para sacar las cosas diarias", ha explicado, para añadir que, posteriormente, le nombraron director, como "un formalismo" y Piterman le metió en el Consejo de Administración "al no tener a otra persona". "En mi contrato no ponía mi cargo. Mis funciones era informar a Piterman en el día a día y quien ejecutaba era él. Jamás cobré nada por consejero, puesto que jamás hubo un Consejo de Administración. Ahora me doy cuenta de lo que es ser consejero, tarde", ha añadido.

El ex consejero del Alavés ha asegurado que "nunca ha tenido nada" con Piterman ni ha sido socio con él en ninguna empresa y ha reiterado en diferentes ocasiones que él "no tenía poder de decisión", más allá del tema de la seguridad. "Nunca vi nada", ha dicho, respecto a los contratos que firmaba Piterman, "más allá de pasarle los contratos a Piterman". "El señor Piterman no se dejaba recomendar por nadie", ha añadido.

FACTURAS

Nereo ha dicho "desconocer" las facturas vinculadas a tres empresas de las que el participaba, "como accionista", y ha señalado que "solo cobraba como empleado del Alavés". El ex directivo albiazul ha explicado que prestaba el "servicio de seguridad de la casa de Piterman", se encargaba de los controladores y auxiliares de seguridad de los partidos en Mendizorrotza y de los servicios, como "camareros y azafatas", entre otros, en dichos partidos y, por ello, ha defendido que "existieran diversas facturas", descartando que se trataran de cobros duplicados, ya que eran de "diferentes servicios".

El acusado también ha asegurado "desconocer" otros pagos como los viajes de Piterman, los contratos con la sociedad de Piterman o el pago al club de fútbol sala Atenea, que, ha dicho, ha conocido "por la prensa". En este sentido, el Ministerio Fiscal le ha mostrado contratos con su firma, respecto a diversas facturas y las cuentas del club durante 2004 y 2007, y Nereo se ha limitado a señalar que "algunas parecen su firma, pero otras no".

Respecto a los gastos de alojamiento en un hotel de cinco estrellas de la capital alavesa, Nereo ha manifestado que dentro de su contrato, le "ponían vivienda", por si se tenía que quedar en el hotel, así como "gastos de gasolina y demás". "En el hotel, tenía una habitación, pero no era exclusivamente mía", ha comentado.

El acusado ha expuesto que le "robaron todo" y le "desvalijaron toda la documentación de su trabajo durante los últimos 40 años" de su oficina de Santander, para excusar la falta de documentos y ha señalado que "hay pruebas de la Guardia Civil", al respecto.

GRAVE PERJUICIO

Anteriormente, ha comparecido, a petición de la acusación particular, el perito y economista, Daniel López de Armentia, quien ha asegurado que los administradores del club "eran conocedores de las irregularidades cometidas" en la gestión del Deportivo Alavés, ya que su proceder "no está permitido por normativa" y ha evidenciado que su gestión "ha generado un grave perjuicio" a las arcas de la entidad deportiva, por un valor cercano a los 4 millones de euros.

López de Armentia ha descalificado la revalorización de los terrenos de Izarra por 3,8 millones de euros, una maniobra que "no está permitida, por principio de prudencia, ya que no se pueden hacer valoraciones por encima de coste, porque las cuentas podrían hincharse". Asimismo, ha expuesto que el Alavés activó 1,15 millones euros de la Fundación, cuando "la normativa dice que debe ser considerado como un gasto, ya que va para el deporte base". "En total, había más de 10 millones de diferencia entre los terrenos de Izarra y los gastos a la Fundación, lo que da una imagen totalmente distorsionada ante las pérdidas, con subterfugios contables que intentan corregir, entre comillas, esa diferencia", ha denunciado.

Por otro parte, ha explicado las transferencias realizadas desde una cuenta del club a otra "oculta" de Dmitry Piterman en Palamós, con varios ingresos con conceptos como "apartahotel" o destinados a una empresa, recién constituida del propio Piterman, que, "con efectos retroactivos cobra la cantidad antes de nacer". "Una sociedad civil, constituida un día antes, sin objeto social", está facturando 300.000 euros", ha señalado.

La lista de las supuestas irregularidades continua con pagos por asesoramiento deportivo, control de rendimiento y preparación física, "que ya estaba cubierto por la estructura profesional del Deportivo Alavés"; diversas facturas "sin especificar en servicios de Izarra y Mendizorrotza; transferencias sin justificar al club deportivo Atenea; y facturas hasta duplicadas por "servicios prestados", sin "saber a qué servicios se refieren.

Además, ha enumerado también "facturas de viajes personales" de Piterman; pagos a la empresa de Nereo por conceptos de seguridad "no especificados", "facturas por compras de televisores y dispositivos de música" y hasta 792.000 euros en gastos en un hotel de cinco estrellas de la ciudad.

CONCLUSIONES

Tras estos últimos testimonios, la sesión se retomará con las conclusiones finales del Ministerio Fiscal, la acusación particular y la defensa de José Nereo, para darse por concluida la vista.

La Fiscalía solicita, tanto para Piterman como para Nereo, siete años de prisión por apropiación indebida, que la acusación particular del Deportivo Alavés eleva a nueve años. El Ministerio Fiscal dispone que Piterman y Nereo se apropiaron de fondos del Alavés "en su propio beneficio", causándoles "un perjuicio de 3.161.968 euros".

Nereo asegura que Piterman “hacía y deshacía” todo y “no se dejaba recomendar por nadie”
Comentarios