viernes. 12.08.2022

Un 52,5% de los hijos consideran que su padre es un “manitas”, pero un alto 46,6% cree que tienden a ser algo “chapuzas”-

Además, según una encuesta, el 20% de los españoles identifica a su padre con MacGyver cuando se pone a hacer manitas en casa: es capaz de salvar cualquier situación a través de su ingenio.

Por otra parte, el 19,5% lo identifica con “Manny Manitas”: es el mejor reparador de la ciudad

EL 14% lo identifica con “Pepe Gotera”: sabe cuál es la teoría de los procesos, pero prefiere que lo hagan otros bajo sus órdenes

EL 12% es más televisivo, lo identifica con “Benito” (de la serie Manolo y Cía.): es torpe y vago, y busca cualquier excusa para no hacer unos trabajillos que le parecen pesados

EL 11,6% lo identifica con el dibujo “Homer Simpson”: inventa artilugios inmanejables para enfrentarse a este tipo de problemas

El 9% lo identifica con “Tim Herramientas Taylor” (de la serie “Un chapuzas en casa”: es de los que presumen de todo lo que sabe hacer, pero en casa, mi madre prefiere que se mantenga alejado de cualquier reparación

El 7% lo identifica con “Manolo”: es un verdadero manitas, pero algo cascarrabias

EL 6% lo identifica con “Otillos” (del cómic Pepe Gotera y Otillo): un currito de los de antes, que no puede ponerse manos a la obra sin tomarse un buen almuerzo

Y tu padre, ¿a cuál se parece?

Si lo tienes claro, aquí hay una serie de propuestas para regalarle en cada caso:

- Si tu padre es un primor destornillador en mano, pónselo fácil: un kit de herramientas nuevo, lo último en bricolaje y cada oportunidad para sacar a relucir sus habilidades le harán feliz… y al resto de la familia.

- Si tu padre le pone ganas, pero necesita aprender para no resultar peor el remedio que la enfermedad, recomiéndale ponerse al día. Seguro que le gusta presumir de llevar nivel de carpintero en el móvil y muchísimas ideas para Do It Yourself en una app. Aquí tienes una y es gratis: para Android y para iPhone 

- Y si tu padre es definitivamente un amor de persona, pero un inútil a las armas (al menos, a las de manitas) hazle un favor a él y a los demás habitantes de la casa: regálale un seguro para que, pase lo que pase en su hogar, esté atendido siempre en materia de fontanería, electricidad, gas o Protección Esencial, nuestros seguros económicos para vivir más tranquilo frente a esos sustos que cada dos por tres suceden bajo nuestro techo.