martes 26/10/21
SUCESOS

Inicia una huelga de hambre en Torrevieja para poder ver a su hija en Santander

Carlos Montesinos reclama un régimen de visitas "justo, real y efectivo".

Ha pasado más de medio año, concretamente desde agosto de 2016, desde que Carlos Montesinos vio a su hija, de siete años, por última vez. Según sus palabras, la madre de la menor le “impide” cumplir el régimen de visitas establecido, que tiene una “dificultad” añadida debido a la distancia entre ambos. Es por eso que desde el pasado lunes este torrevejense ha iniciado una huelga de hambre indefinida frente al Palacio de Justicia de Torrevieja para reclamar un régimen de visitas “justo, real y efectivo” que le permita “ver y estar” con su hija, que desde hace tres años vive en Santander con su madre.

El padre ha asegurado sentirse "impotente y con las manos atadas ante la Justicia", recordando que supo de la existencia de su hija cuando tenía seis meses. Tras las pruebas voluntarias que certificaron su paternidad, según cuenta, siempre quiso cumplir con sus deberes de padre pese a que "en estos siete años, tan solo he podido disfrutar de ella unos 20 días".

Su lucha “por los derechos de su hija y el interés de la menor”, con la que actualmente mantiene un contacto telefónico “mínimo”, le ha llevado a crear una campaña en Change.org y a plantarse ante las puertas de los propios juzgados para recoger firmas y lograr una modificación del régimen de visitas.

El escrito ya ha logrado 869 firmas en la plataforma por Internet, y según Montesinos "no es solo por ver a mi hija, que es lo que más feliz me hace sino porque ella vea a su padre que tanto reclama". También añade que "la desesperación me lleva a jugarme la salud y la vida, que tanto quiero, a una sola carta pero compensa" tras "haber agotado todos los recursos legales".