martes 19/10/21
SUCESOS

La Guardia Civil busca los restos de un bebé cuya cabeza ha aparecido en una planta de reciclaje

La Unidad de Policía Judicial ha desplegado un dispositivo de 20 agentes. Todo apunta a que podría haber sido arrojado a la basura el lunes, y que tendría unos meses de vida.

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza ha reanudado este miércoles, con la participación activa de veinte agentes y un perro especializado en la localización de restos cadavéricos, la búsqueda del cuerpo de un bebé, cuya cabeza ha sido hallada este martes en el Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CETRUZ). Según creen los investigadores, la cabeza del bebé podría haber sido arrojada al contenedor en la noche del lunes o del domingo.

Los restos del bebé apuntan a que podría tener "unos meses de vida". No se trata, por tanto, de un recién nacido. Los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón están realizando las pruebas pertinentes para intentar despejar las incógnitas, como la edad exacta o el sexo, entre otros aspectos y que puedan ayudar a los investigadores a descubrir la identidad del bebé y esclarecer lo sucedido.

La voz de alarma la dio el martes un trabajador al encontrar la cabeza en una de las cintas seleccionadoras de la planta, que se utiliza para separar restos orgánicos. Para llegar hasta ahí, alguien tuvo que tirarla a un contenedor de basura. No va a ser tarea fácil localizar el contenedor, ya que hasta el centro se llevan los desechos de más de 60 municipios, además de todos los que producen en Zaragoza capital.

En el CETRUZ existe un registro de los contenedores recogidos y también la zona de la planta en la que han sido depositados, lo que hace que ésta sea una de las principales vías de investigación, según han indicado fuentes de la Benemérita. Al tratarse de basura orgánica, por lo general, se recogen cada día y sitúan como el lunes o domingo los posibles en los que fueron arrojados los restos.

Mientras tanto, una veintena de agentes están tratando de encontrar el resto del cuerpo del bebé, por si también estuviese entre la basura. Para facilitar el trabajo de los agentes, se ha incorporado el miércoles a la búsqueda un perro especializado en la detección de restos cadavéricos y un guía, ambos procedentes de la Escuela de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil, y pertenecientes al Servicio Cinológico, con base en la localidad de El Pardo (Madrid).

Fuentes del instituto armado han asegurado que "se hará todo lo posible para encontrar el resto del cuerpo, trabajando hasta que las condiciones de luz lo permitan".

Comentarios