domingo 23/1/22
VIVIENDA

El Gobierno eleva a 900 euros el límite de renta mensual para poder optar a subvenciones al alquiler

El Plan de Vivienda del Estado incluye un programa específico para jóvenes y otro para desahucios que cubra el 100% del alquiler.

Se incluye también una nueva línea de ayudas que aumenta hasta el 75% para fomentar las rehabilitaciones.

El Tribunal Constitucional ha anulado el impuesto de plusvalía que cobran los ayuntamientos
El Gobierno de España aumenta hasta los 900 euros el límite de renta mensual para acceder a una ayuda al alquiler

El Plan de Vivienda del Gobierno de España para el periodo 2018-2021 contendrá varias novedades. Entre ellas, según ha destacado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se encuentra la ampliación de 600 a 900 euros el límite de renta mensual que permita optar a una subvención en materia de alquiler, lo que supone un 50%, como ha subrayado el propio ministro.

Asimismo, y como recogen varios medios, el plan incluye también “cuestiones que han solicitado algunas comunidades autónomas” en lo que a desahucios y rehabilitaciones se refiere. De este modo, existe un programa específico para jóvenes y otro para desahucios, en este último caso cubriendo el 100% del alquiler y evitando un “hueco temporal” entre el momento en que la persona debe abandonar la vivienda y hasta que recibe la vivienda alternativa.

En materia de rehabilitaciones De la Serna ha detallado que se incrementa la cuota de ayuda del 40% al 75%. Asimismo, y de forma paralela, el Estado negocia con la Sareb un acuerdo estatal que incremente la oferta de vivienda para alquiler social.

El borrador de este Plan, como ha explicado el ministro, se remitirá a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos para recibir sus propuestas y hacer así una revisión del documento, que el Gobierno pretende tener aprobado antes de final de año, entrando en vigor en enero de 2018.

De la Serna ha explicado los detalles de este Plan de Vivienda tras reunirse con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien le ha pedido que se destine más presupuesto a la vivienda, pues está "muy lejos de la media europea", y que se prorrogue la duración de los contratos de alquiler para que no terminen en un momento en que han subido los precios cerca de un 15% en la ciudad.

Ante esta petición, el ministro ha confirmado que no contempla "una intervención pública en los precios de los alquileres” ni una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).