domingo. 04.12.2022
españa

El Gobierno continúa velando por los beneficios de las compañías eléctricas mientras la pobreza energética se cobra víctimas mortales

El Ejecutivo nacional aprueba que las eléctricas refacturen la luz a 15 millones de usuarios en medio de la polémica después de que una anciana a la que le habían cortado la luz muriera en el incendio provocado por una vela con la que se alumbraba.

La publicación del Real Decreto llega en medio de la polémica por la muerte de una anciana a la que le habían cortado la luz en un incendio originado por una vela
La publicación del Real Decreto llega en medio de la polémica por la muerte de una anciana a la que le habían cortado la luz en un incendio originado por una vela

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el real decreto que establece la nueva metodología de cálculo del margen comercial de las eléctricas de referencia, que son las que suministran a los domésticos en el mercado regulado con el llamado Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC). La medida llega un año después de que el Tribunal Supremo fallara en favor de Gas Natural Fenosa, que había denunciado que dicho margen de beneficio (cuatro euros por kW de potencia contratada al año) se aplicaba arbitrariamente y sin una metodología para calcular los costes, y cinco meses después de que el mismo tribunal exigiera una ejecución de aquella sentencia, según informa cincodias.com

La medida llega un año después de que el Tribunal Supremo fallara en favor de Gas Natural Fenosa

El nuevo margen comercial, que es superior al que se aplicaba hasta ahora pero que el Ministerio de Energía no precisó el viernes, se aplicará con carácter retroactivo desde el 1 de abril de 2014, fecha en que entró en vigor el nuevo sistema de PVPC, por lo que las eléctricas procederán a refacturar el recibo de la luz “a los consumidores que hayan estado acogidos al PVPC en algún momento entre abril de 2014 y la actualidad”, esto es, unos 15 millones. En este tiempo, de estos, más de dos millones se han pasado al mercado libre, por lo que las antiguas comercializadoras de referencia (que ya no son sus suministradoras) podrán pasarles la refacturación.

Según el informe preceptivo sobre la nueva metodología remitido el pasado junio por la CNMC al ministerio, el margen debía incrementarse hasta 5,27 euros por kW de potencia al año, si bien, el ministro de Industria en funciones, a la sazón Luis de Guindos, elaboró una propuesta de real decreto del que se deducía una un margen comercial de 4,2 euros. Una leve variación que las eléctricas rechazaron de inmediato bajo la amenaza de volver a los tribunales (en su favor tenían la propuesta del organismo supervisor).

Los datos ofrecidos no permiten deducir cuál es finalmente el margen

Según la nota de prensa remitida tras el Consejo de Ministros, “el coste de comercialización resultante de la nueva metodología es similar al establecido anteriormente, por lo que el impacto sobre la factura del consumidor será reducido”. Con todo, los datos ofrecidos no permiten deducir cuál es finalmente el margen. “En el futuro -añade la nota-, la nueva metodología incrementará la factura media doméstica de forma muy moderada”.

Una vez que entre en vigor, las compañías tienen nueve meses para realizar las regularizaciones. El consumidor recibirá una carta en la que se le informará de los efectos de la aplicación de la nueva metodología y en su factura se establecerá de forma separada este concepto.

La pobreza energética mata

La publicación del Real Decreto llega en medio de la polémica tras el suceso ocurrido la pasada semana en Reus (Cataluña), donde una anciana a la que le cortaron la luz falleció en un incendio originado por una vela.

En la jornada de este sábado, centenares de personas se concentraron frente a distintas sedes de Gas Natural Fenosa, entre ellas Madrid y Barcelona, para protestar por las consecuencias de la pobreza energética. La iniciativa fue promovida por Vamos! de Podemos, y contó en la capital española con la presencia del secretario general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Más de 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza y muchos de ellos no tendrán este invierno en casa una temperatura adecuada

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha exigido a las diferentes administraciones implicadas en el sector energético y al Ministerio de Industria que tomen "medidas urgentes" para evitar las situaciones de pobreza energética.

CECU señala que los problemas energéticos españoles afectan cada vez más directamente a los ciudadanos y lo hacen no sólo en su bolsillo sino también sobre la salud de personas que no pueden permitirse encender la calefacción por su elevado coste.

La confederación ha señalado que es consciente de "los esfuerzos" que hacen algunos ayuntamientos y comunidades autónomas para paliar estas circunstancias aunque las ayudas son limitadas, complejas o afectan únicamente a las situaciones de pobreza extrema, "dejando fuera a miles de familias que tienen que elegir entre comer o calentarse". Según el índice AROPE, más de 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza y muchos de ellos no tendrán este invierno en casa una temperatura adecuada, condiciones que acentúan la proliferación de enfermedades relacionadas con el frío.

No podemos permanecer impasibles mientras condenamos a miles de personas a un inverno de frío y enfermedad

Por ello, considera importante impedir los cortes de luz en invierno y evitar que se produzcan desahucios por causas económicas durante el periodo invernal.

"Una sociedad avanzada no puede permitirse que continúen produciéndose casos como el sucedido ayer, en el que una anciana con la luz cortada falleció al utilizar velas para iluminarse. No podemos permanecer impasibles mientras condenamos a miles de personas a un inverno de frío y enfermedad", subraya la confederación.

Por su parte, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha considerado que el problema de la vulnerabilidad o pobreza energética debe ser "abordado a nivel nacional" por una normativa "homogénea", del Gobierno, y que esté respaldada por la colaboración de las comunidades nacionales y ayuntamientos.

En declaraciones a la prensa tras la presentación del libro 'Presume de entender (a fondo) las facturas de la luz y del gas', Bogas, que lamentó el caso del fallecimiento de una anciana de Reus (Tarragona) en un incendio con una vela, aseguró que hay que "definir bien" la situación de vulnerabilidad energética para "dar una solución efectiva".

 

Comentarios