viernes 3/12/21
ESPAÑA

Un funcionario lleva 10 años cobrando como jefe sin ir a trabajar

El trabajador público del Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia fue nombrado en 2006, y desde entonces no tuvo ni mesa ni tareas.

Las empresas en concurso podrán acceder al ERTE bajo unas condiciones | Foto: Pixabay
El funcionario acudía a fichar pero no pasaba por su oficina. Foto: Pixabay

Fue nombrado en 2006 jefe de la Unidad de Actuación Bibliográfica del Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia. Sin embargo, este funcionario, que cobra de forma adecuada a su puesto, lleva 10 años sin aparecer por su puesto de trabajo, donde no tiene ni mesa, ni ordenador ni tan siquiera tareas que sí figuran en el documento de su nombramiento.

El trabajador público, Carles Recio, fue designado para el cargo el 7 de marzo de aquel año, y el documento de su nombramiento fue emitido por Fernando Giner, presidente de la Diputación de Valencia en ese momento, según publica El Mundo.

El citado diario también señala que entre sus labores diarias se encontraban la supervisión de los fondos biográficos del Archivo y los proyectos y exposiciones, entre otras. En concreto, el documento precisa que su obligación era realizar todos los trabajos asociados a este puesto de trabajo y categoría encomendados. Así apunta que tendría "dependencia orgánica y funcional de la directora del Archivo General de la Diputación de Valencia".

Este funcionario acudía a las 7:30 horas al Archivo para fichar, se marcha y solo regresa entre las 15:30 y 16:30 horas para verificar la hora de salida. De hecho, ya se le conoce con el apodo de "el hombre que nunca estuvo allí". De hecho, en otro horario solo se le puede encontrar si está negociando las vacaciones.

Por este puesto, Recio cobra en torno a 50.000 euros anuales (contabilizando lo estipulado en la tabla salarial y su antigüedad), lo que supone más 3.298 euros al mes.

Polémico puesto

La creación de este cargo nunca estuvo exenta de polémica puesto que su creación fue considerada innecesaria por los propios trabajadores del Archivo debido a que apenas dispone de libros, y la Biblioteca provincial ya realiza estas tareas.

También llama la atención que en la web de este fondo no aparece en el listado de trabajadores el nombre de este funcionario, cuando sí aparecen todos y cada uno del resto de puestos, incluidas las personas que se encuentran realizando una beca en el centro.

Comentarios