viernes 24/9/21
CANTABRIA

La “falta de democracia interna” y la "falta de defensa" aumentan los suicidios en la Guardia Civil

La AUGC denuncia que el cuerpo no dispone de servicios de psicólogo en Cantabria desde el mes de julio, y reclama que los guardias sean atendidos por profesionales civiles.

El estudio de un psicólogo relaciona directamente los derechos restringidos con la tasa de suicidios, que es cinco puntos superior a la media nacional.

El 90% de estas muertas se han producido con armas de fuego, que deben custodiar los propios guardias.

Un estudio relaciona los suicidios en la Guardia Civil con falta de democracia interna. Foto: Twitter
Un estudio relaciona los suicidios en la Guardia Civil con falta de democracia interna. Foto: Twitter

La Guardia Civil no dispone de servicios de psicólogo en Cantabria desde el pasado mes de julio, de forma que los agentes que lo necesitan deben desplazarse a Bilbao. "Para esto no hay dinero; sí para gradas y para arreglar ciertas viviendas", ha denunciado el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Cantabria, Alberto Alegría.

Alegría ha explicado que el anterior psicólogo del Cuerpo en Cantabria era un capitán -todos los psicólogos son mandos, no hay civiles- que "sistemáticamente" recordaba la condición militar "por encima de todo" a sus pacientes. Su trabajo dio lugar a "bastantes quejas de compañeros que salían bastante peor de lo que entraban, indignados con el trato recibido", ha relatado.

Precisamente, que los guardias sean atendidos por psicólogos civiles para que puedan expresarse libremente es una de las demandas de la AUGC, que, en sentido global, reclama un plan de prevención de la conducta suicida en un estamento cuya tasa de suicidios es cinco puntos superior a la media nacional, con 16,4 casos por cada 100.000 habitantes frente a 11,7 en España o poco más de 12 en la Policía Nacional.

Alegría ha dicho que "no hace mucho" se suicidó un guardia civil en la región

Aunque no se dispone de datos de Cantabria (en España se han producido 52 suicidios en cinco años), Alegría ha dicho que "no hace mucho" se suicidó un guardia civil en la región, así como que conoce "más casos", frente a los que la institución hace "como aquí no pasa nada; no visibiliza el problema pero sí existe", ha subrayado.

Alegría ha participado en una rueda de prensa para presentar el libro '¿Todo por la patria?', obra del psicólogo Daniel J. López, presente en la convocatoria, así como el secretario general de Comunicación de AUGC, Juan Fernández, quienes han coincidido en calificar como "muy preocupante" el problema de los suicidios en la Guardia Civil, con 500 muertos en 35 años, que lo supone "más del doble que las víctimas de ETA".

"Algo ocurre en la Guardia Civil", ha remarcado Fernández, quien ha incidido en que se trata de un problema de salud pública en un cuerpo militarizado y donde están "restringidos muchos derechos", y ha defendido que "ha llegado la hora de democratizar" la institución.

En este sentido, el psicólogo ha asegurado que querría conocer el grado de influencia de la "falta de defensa" de los derechos de los guardias y la "falta de democracia interna" en estas tasas de suicidios, sobre todo cuando "muchos guardias han perdido la sensación de que construyen su propia vida", ha dicho.

López ha dicho que con el libro pretende crear un debate público para tratar de explicar "qué está ocurriendo" y que los profesionales puedan opinar al respecto.

"Algo ocurre en la Guardia Civil", ha remarcado Fernández, quien ha incidido en que se trata de un problema de salud pública en un cuerpo militarizado

"Los guardias deben sentirse representados; queremos transparencia y democracia para poder ejercer derechos y así mejorar las condiciones sociolaborales, profesionales y económicas" de los agentes, de modo que el problema de los suicidios "se vería solucionado o por lo menos, sobre la mesa para establecer vías y cauces para que se pueda solucionar", ha sostenido Fernández.

En este sentido, el 90% de las muertes se han producido con armas de fuego que, a diferencia de otros cuerpos, deben custodiar los propios guardias durante las 24 horas. Por eso, otra de sus reivindicaciones son armeros para depositarlas, así como la creación de un plan de trabajo con asociaciones profesionales, una vez que "no llegan los resultados" de los dos planes de conductas suicidas -el último de 2004- puestos en marcha por la Guardia Civil y que no se han evaluado.

Así, medidas como el teléfono de atención son, en opinión del autor del libro, "un lavado de cara del plan"; una medida "sin coste" y una "forma fácil de decir que están preocupados".

Al respecto, Fernández ha denunciado que las demandas de este Cuerpo no han sido atendidas por la "falta de diálogo del Ministerio del Interior", y la AUGC ha solicitado a su actual titular, Juan Ignacio Zoido, que lo democratice.

El autor del estudio ha denunciado el "afán por intentar ocultar" lo que ocurre en el Cuerpo

Por su parte, el autor del estudio, un psicólogo independiente que desde 2012 ha realizado más de 5.000 encuestas a guardias, ha denunciado el "afán por intentar ocultar" lo que ocurre en el Cuerpo, puesto que el suicidio es un "tema tabú socialmente", y el hecho de que la institución no reconoce su tasa más alta de suicidios más allá de por temas personales y familiares y derivados de la posesión de armas (cuando la Policía también las tiene y su tasa es cuatro puntos inferior), descartando otras cuestiones como las laborales.

De hecho, Alegría ha reconocido que la actitud de la Guardia Civil está "empezando a cambiar" y "no les queda más remedio que decir algo" por la "actitud" de la AUGC y el libro.