martes 7/12/21

Muchas veces se ha podido ver en fotografías o en infografías las diferencias que, a primera vista, existen entre un pulmón sano y otro perteneciente a un fumador. Pero los vídeos grabado por la doctora Amanda Eller compara el funcionamiento de uno y otro, evidenciando los problemas del pulmón de un fumador respecto al de una persona que no fume. Compartidos a través de Facebook, el que muestra el funcionamiento del pulmón sano supera ya las 15 millones de visualizaciones, mientras que el otro supera las 44 millones de visualizaciones.

En ambos Eller, que trabaja en Carolina del Norte, introduce aire en uno de los pulmones para demostrar cómo se inflan. El sano, más rojizo, se infla con facilidad y alcanza un volumen notable, mientras que el pulmón del fumador, completamente negro, había perdido elasticidad y, aunque se inflaba, lo hacía mucho menos. El órgano pertenecía a un hombre que había estado fumando un paquete de tabaco al día durante 20 años

La médica, en una segunda prueba, conectó los pulmones ennegrecidos a una válvula PEEP, que se utiliza para ayudar a abrir las vías respiratorias en pacientes con fibrosis quística. Y en ese momento el pulmón se infla algo más, pero la cantidad de aire sigue siendo insuficiente.