lunes 24/1/22

Los dos dueños de cuatro perros están siendo investigados en Gandía (Valencia) por un presunto delito de maltrato animal. Según fuentes policiales, los propietarios, ambos en torno a los 40 años, se fueron a comprar tabaco y tomar unas cervezas en plena ola de calor dejando a sus mascotas encerradas en el maletero del coche junto a la playa valenciana. Al regresar los encontraron muertos por un golpe de calor.

De acuerdo con las citadas fuentes, los dueños de los canes aseguraron que los habían dejado en el vehículo durante unos 30 o 40 minutos para “comprar tabaco y hacerse unas cervezas” y cuando llegaron no pudieron reanimarlos.

Los agentes de la Policía Local de Gandía recibieron un aviso sobre las 23:30 horas del miércoles por parte de transeúntes que vieron a los dos chicos intentando reanimar a los animales inmóviles en el aparcamiento situado frente a la discoteca Bacarrá. Los cuatro perros que murieron por asfixia eran un rottweiler adulto, dos cachorros de pitbull y uno adolescente de raza podenco.

Los agentes llamaron a un veterinario, que acudió al lugar y certificó las muertes, mientras que los dueños, además de las diligencias por maltrato animal, se enfrentan a una multa que puede oscilar entre los 6.000 y los 18.000 euros.

Comentarios