miércoles. 17.04.2024

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará este lunes a un hombre acusado de encerrar a su pareja en una habitación al menos durante cinco días tras quebrantar una orden de alejamiento, hechos por los que la Fiscalía de Madrid solicita 9 años de prisión. El representante del Ministerio Público le imputa los delitos de quebrantamiento de medida cautelar, detención ilegal, lesiones en el ámbito familiar, amenazas y vejaciones injustas en el ámbito familiar.

El escrito de acusación recuerda que el 28 de diciembre de 2022 un Juzgado de Instrucción de Arenas de San Pedro dictó un auto contra L. I. L. M. en el que le prohibía acercarse a L. M. F. J. a una distancia inferior a 500 metros a su persona, a su domicilio, a su lugar de trabajo o a cualquier otro que frecuente e incluso comunicar con ella por cualquier medio.

Pese a tener conocimiento de la vigencia del citado auto, el acusado reanudó la convivencia con la víctima alrededor del 10 de enero de 2023, en su domicilio, sito en Madrid. A partir de la semana de convivencia, el acusado comenzó a proferirle expresiones como "zorra, puta, tu madre es una puta" y le amedrentaba, diciendo que iba a hacer daño a su hija en Perú.

La mujer le dijo que iba a dejarle a lo que L. I. L. M. le respondió con la amenaza de romper su pasaporte. Desde ese momento el acusado controló todo lo que hacía su pareja desde quitarle el móvil a impedirle salir a la calle. "Todo tenía que hacerlo con él", explica la Fiscalía.

Con el ánimo de menoscabar su integridad física, le retorcía los brazos, le agarraba, fuertemente, de las muñecas o le clavaba las rodillas sobre los muslos. Cuando la Policía Nacional llamaba a la mujer para hacer el seguimiento de su caso, el acusado estaba presente y no podía decir nada.

Como su hermana no pudo contactar con la víctima desde Perú, el 5 de febrero de 2023 avisó "alarmada" a la Policía, que acudió al domicilio, encontrando a L. M. F. J. encerrada en una habitación cerrada la puerta por fuera con un candado, sin ventanas y sin móvil, donde permanecía, "al menos desde hacía cinco días".

Encierra a su pareja casi una semana en una habitación con candado
Comentarios