domingo. 03.07.2022

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a una mujer de 45 años de nacionalidad keniata imputada por un delito de homicidio en grado de tentativa. La mujer está acusada de arrancar y comerse dos dedos de su compañera de piso, congoleña de 48 años, supuestamente en una práctica de brujería y canibalismo, según apuntan varios medios. La acusada también intentó supuestamente abrirle el abdomen para extraerle las vísceras.

Como relatan, los agentes llegaron a la casa alertados por varios vecinos que escuchaban gritos en la vivienda, y se encontraron en el suelo a una mujer con abundante sangre y a otra encima de ella. Además en la casa se encontraba la hija de la presunta agresora de 6 años.

Comentarios