lunes 18/10/21
LOTERÍAS

Destruyen los boletos de lotería que la organización con sede en Cantabria PYDA (Parados y Discapacitados Autónomos) vendía sin permiso

Agentes de la Brigada de Juego y Espectáculos de la Policía Foral, adscrita al Área de Seguridad Interior y Policía Administrativa, han destruido recientemente casi 37.000 boletos y loterías que se vendían ilegalmente en diferentes localidades de Navarra, principalmente en Pamplona y Tudela.

loteria
Boletos decomisados. Foto: Policía Foral

Ha finalizado así un expediente que se inició hace años tras el conocimiento, denuncia y posterior sanción a dos entidades organizadoras que no cumplían con los requisitos legales para la explotación de juegos y apuestas.

Navarra, según establece la LORAFNA, cuenta con la competencia exclusiva en materia de espectáculos, casinos, juegos y apuestas (excepto las Mutuas Deportivo-Benéficas), cuyo control lo ejerce desde 1986 una brigada especializada de la Policía Foral. 

La investigación policial se inició al comprobarse que las empresas que gestionaban estas actividades carecían de permiso para ello. Según establece la Ley Foral 16/2006 del Juego los requisitos necesarios para organizar y explotar el juego y las apuestas dentro de la Comunidad Foral son, entre otros, los siguientes: contar con la previa autorización administrativa del órgano competente de la Comunidad Foral en la materia y garantizar la seguridad jurídica de empresarios y jugadores, la  transparencia en el desarrollo del juego y el pago de los premios.

Los boletos correspondían a dos empresas organizadoras, una con sede en Cantabria, PYDA (Parados y Discapacitados Autónomos)  y la otra de ámbito nacional, OID (Organización Impulsora de Discapacitados) que conseguían importantes beneficios por la venta de los boletos. A la primera se le incautaron un total de 36.579, la mayoría en su sede de Pamplona, mientras que a la segunda, 73 cupones en Tudela, en coordinación con la Policía Municipal de la capital ribera.

Los policías forales comenzaron advirtiendo a los vendedores que incurrían en una infracción “muy grave” a la Ley Foral del Juego, para posteriormente denunciar a quienes les proporcionaban los boletos.

Tras la finalización de los correspondientes expedientes administrativos, incoados por el Servicio de Régimen Jurídico de la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra, agentes de la Brigada de Juego y Espectáculos han procedido recientemente a la destrucción de los boletos decomisados