lunes 25/10/21
CIENCIA

Descubierto un nuevo órgano en el cuerpo humano

Ilustración del Interstitium. Foto: Jill Gregory (Mount Sinai Health System)
Ilustración del Interstitium. Foto: Jill Gregory (Mount Sinai Health System)

La revista ‘Nature’ ha publicado un estudio que explica el hallazgo de un nuevo órgano en el cuerpo humano. El texto revela una característica de nuestra anatomía desconocida hasta ahora, cuyas funciones influyen en todos los órganos, la mayoría de los tejidos y los mecanismos de muchas enfermedades.

El estudio, firmado por investigadores de la University School of Medicine de Nueva York, se centra en un tejido conectivo situado debajo de la superficie de la piel que recubre el tracto digestivo, los pulmones, los sistemas urinarios, las arterias y las venas, formado por compartimentos interconectados llenos de líquido, y no de una capa densa, como se creía hasta ahora.

Estos espacios, han explicado los responsables, están apoyados por una red de proteínas de tejido conectivo fuertes (colágeno) y flexibles (elastina), y pueden actuar como amortiguadores que evitan que los tejidos se desgarren a medida que los órganos, músculos y vasos se comprimen, bombean y laten.

Según recogen varios medios, el hallazgo permitiría explicar por qué el cáncer que afecta a esta parte del cuerpo suele propagarse más rápido, pues la capa cuenta con una carretera de fluido en movimiento, han explicado los investigadores.

Además, el estudio reveló que “las células que residen en ese espacio y los haces de colágeno que recubren cambian con la edad y pueden contribuir a las arrugas de la piel, la rigidez de las extremidades y a la progresión de las enfermedades escleróticas e inflamatorias”.

Aunque se sabe desde hace tiempo que parte del fluido del cuerpo humano es intersticial, este estudio es “el primero en definir el intersticio como un órgano en sí mismo y como uno de los más grandes del cuerpo”.

“Este descubrimiento tiene potencial para impulsar grandes avances en la medicina, incluida la posibilidad de que el líquido intersticial se convierta en una poderosa herramienta de diagnóstico”, indicó el profesor del departamento de Patología de la University School of Medicine, Neil Theise, investigador principal del estudio.