jueves. 29.02.2024

Los casos de violencia de género en adolescentes han aumentado un 87,2%, según el estudio de la Fundación ANAR 'Evolución de la Violencia Contra las Mujeres en la Infancia y Adolescencia en España (2018-2022)'.

Este tipo de violencia, tal y como han indicado este martes en la presentación del informe, es la que más se ha incrementado, junto con la violencia de género en el hogar o entorno, sobre todo en el periodo pos-pandémico. Concretamente, han expuesto que atendieron a un total de 11.031 niños, niñas y adolescentes por ambos tipos.

El estudio, tal y como ha informado el director técnico y portavoz de ANAR, Benjamín Ballesteros, está fundamentado en un total de 20.515 casos de menores, niños, niñas y adolescentes a los que ANAR ha ayudado entre 2018 y 2022. "El objetivo es conocer la evolución y también poner de relieve los cambios y las tendencias que hemos detectado a lo largo de esos cuatro años. Se ha centrado en el concepto de violencia contra la mujer que está definida por el convenio de Estado", ha indicado.

Respecto al enfoque, Ballesteros ha indicado que han utilizado el interseccional en el que se han estudiado también los ejes de desigualdad, de género, de edad, de discapacidad, de procedencia, migración, etc. Asimismo, ha explicado que han analizado la parte biológica, política, económica, social y cultural "para poder sacar los resultados".

Asimismo, ha apuntado que ANAR ha analizado cuatro tipos de violencias. Por un lado, la violencia de género, que representa el 53,8% del total de los casos del universo total. Por otro, estaría la violencia sexual, con el 11,7% del total de los casos. En tercer lugar, la violencia doméstica, con el 18,6% y, por último, otras formas de violencia como puede ser el acoso escolar, las agresiones físicas, el ciberacoso, la agresión psicológica, etc, que aglutinan el 15,9%.

EL 70% DE LAS ADOLESCENTES VÍCTIMAS NO DENUNCIA

Desde ANAR han agregado también que en el 100% de los casos de las atendidas por violencia de género en adolescentes se trata de mujeres con 16 años de media, que el 46,1% cursa Educación Secundaria y el 31,4% Bachiller. Además, han destacado que casi la mitad de ellas (49,8%) son jóvenes con rendimiento escolar bajo y que viven con la familia (95,2%), bien con ambos progenitores (56,4%) o con la madre únicamente (28%) o con la madre y otro familiar (6,2%). Del mismo modo, han recalcado que más de la mitad son españolas (68,8%).

Sin embargo, en los casos por violencia de género en el entorno el 56,6% son mujeres, mientras el 43,4% son varones, con una edad media de diez años. En esta situación, el 37,9% están cursando Educación Secundaria y el 34,2% Primaria e, igualmente, en el 50% de los casos su rendimiento escolar es bajo. Por el contrario, viven mayoritariamente en familias monoparentales (68,2%), con la madre el 46,7% y con la madre y otro familiar el 13,2%. El 50,8% son españoles.

Del mismo modo, el estudio destaca que el 70,3% de víctimas de violencia de género adolescente no denuncia ni tiene intención de hacerlo, frente al 39,3 de las víctimas de violencia de género en el entorno.

PERFIL DEL AGRESOR

Por otro lado, respecto al perfil del agresor, en el 57% de los casos de las atendidas por violencia de género adolescente se trata del novio, que se encuentra en el principal grupo de edad entre 14 y 17 años (63,7%), aunque, tres de cada diez tiene la mayoría de edad (32,6%).

De la misma manera, la directora de las Líneas de Ayuda de ANAR, Diana Díaz, por su parte, ha expuesto que, según los resultados que ha obtenido el estudio, el agresor "tiene una posición de poder respecto a su pareja" y que este establece una relación de "dependencia afectiva". Además, ha afirmado que, en un inicio de la relación, el agresor realiza comentarios y solicita cambios de comportamiento a la víctima, "de forma suave, para ejercer control sobre su conducta".

En la violencia de género en el entorno, sin embargo, Díaz ha señalado que se trata del padre (88,9%) y que mayoritariamente es una persona adulta (86,1%). Igualmente, ha manifestado, que han observado que, en ocasiones, agrede física o psicológicamente a los niños, al igual que a la madre. En otras, los menores se ven involucrados en la violencia contra la progenitora.

AUMENTA UN 39,4% LA VIOLENCIA SEXUAL

El estudio también recoge otras formas de violencia, como la sexual, la doméstica o el acoso escolar. En estos casos, Díaz ha indicado que han atendido en estas categorías a 9.484 mujeres víctimas. Asimismo, ha subrayado, que después de la de género, la violencia que más ha aumentado ha sido la de tipo sexual, que lo ha hecho un 39,4%.

En cuanto al perfil sociodemográfico de estas otras formas de violencia, Díaz ha explicado que el 100% son mujeres, con 12 años de media. Además, un 13,9% de las niñas atendidas tiene discapacidad (el 67,8% intelectual) y son víctimas de acoso escolar. El 46,1% cursa Educación Secundaria, el 31,4% Bachiller, más del 70% tiene un rendimiento escolar bajo y el 98,9% vive con sus progenitores.

RECOMENDACIONES

Ante este panorama, Fudación ANAR propone incorporar al ordenamiento jurídico el concepto amplio de violencia de género que recoge el Convenio de Estambul, así como crear un marco global de políticas, programas y medidas dirigidos a "prevenir, detectar y combatir todas las formas de violencia que se dan contra las niñas y mujeres adolescentes".

Asimismo, considera "clave" la prevención y recuerdan el teléfono gratuito de ANAR para ayudar a todos los menores, al tiempo que recalcan la importancia de las campañas de sensibilización y concienciación y la atención precoz, desde la educación y la familia.

Fundación ANAR también propone la intervención con varones agresores menores de edad, "para que puedan reconducir su forma de relacionarse con el género femenino"; la orientación y apoyo a las familias; implementar y hacer efectivo el marco normativo referente al acceso y uso por los menores de edad de Internet y medios digitales; atención especializada y asistencia jurídica inmediata.

A raíz de este estudio nace una campaña de entrega de material en los centros escolares. "Nuestro objetivo es apoyar al profesorado en la prevención de la violencia contra las mujeres. Desde ANAR deseamos que ninguna víctima se quede sin recibir ayuda y queremos educar en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", ha añadido la directora del departamento de Educación de la Fundación ANAR, Graciela Sánchez.

Aumentan un 87,2% los casos de violencia de género en adolescentes en España
Comentarios