lunes 25/10/21
SUCESOS

Conduce borracho con un bebé en brazos en dirección contraria y termina despreciando a la policía que lo detiene

El conductor se negó a realizar una segunda prueba de alcoholemia tras dar positivo con 1,07 mg/l, y amenazó a los policías.

El hombre condujo borracho y en dirección contraria con un bebé en brazos
El hombre condujo borracho y en dirección contraria con un bebé en brazos

Agentes de la Policía Local de Santa Eulalia (Ibiza) han detenido a un hombre que fue descubierto conduciendo su vehículo en dirección contraria, en estado de embriaguez y con un bebé en brazos. Además, el conductor se negó a realizar la prueba de alcoholemia y amenazó a los policías y despreció de forma especial a la agente que le había descubierto por ser mujer.

Según ha informado la Policía Local, la detención tuvo lugar a las 16:30 horas de este domingo en la Calle del Sol cuando un agente observó cómo un Volkswagen Golf circulaba en dirección contraria y comprobó que, además, el conductor llevaba en brazos un bebé.

La policía no detuvo el vehículo inmediatamente, para evitar una reacción que pudiera poner en peligro al bebé, avisó a sus compañeros y lo siguió de forma discreta hasta que el propio conductor se detuvo un par de minutos después en la calle Sant Jaume.

Una vez allí, el hombre, se bajó del vehículo y entregó el bebé a una mujer que fue después identificada como la madre. En ese momento se procedió a interceptarle, identificarle y comunicarle que estaba acusado de un delito contra la seguridad en el tráfico.

Los agentes advirtieron que el hombre presentaba síntomas de haber bebido y le instaron a realizar una prueba de alcoholemia que dio como resultado 1'07 mg/l. Ante esto se solicitó la presencia de atestados para realizarle una segunda prueba evidencial. El detenido se negó a realizar esta prueba y comenzó a mostrarse despectivo con los agentes especialmente contra la agente que le había descubierto increpándole por su sexo.

Finalmente se produjo la detención y a la acusación inicial se sumó una segunda por negarse a realizar la prueba de alcoholemia.