jueves 21/10/21
SUCESOS

Condenado a 8 meses de cárcel un francés por restregarse contra una mujer y manosearla en San Fermín

Se considera probado que el hombre aprovechó que la víctima salía del baño de un bar para abalanzarse sobre ella.

Sanfermines
Un francés ha sido condenado por abusos sexuales durante San Fermín

La Juez de Instrucción Nº 1 de Pamplona ha condenado al detenido por realizar tocamientos la madrugada del 9 de julio a una mujer en un bar de la capital navarra a ocho meses de cárcel y 750 euros de indemnización a la víctima. Se le considera autor de un delito de abuso sexual.

Por conformidad de las partes, se considera probado que en torno a las 1:30 horas del domingo de San Fermín, el condenado, de origen francés y sin antecedentes penales, aprovechó que la víctima salía del baño para abalanzarse sobre ella, según publica Navarra.com. En ese momento, el hombre se restregó contra la mujer, la agarró por detrás y le manoseó las caderas y las nalgas, hasta que un amigo de la chica intervino y apartó al agresor.

En ese momento, intervino otro de los acusados, amigo del primero, que se situó frente a la mujer "en actitud desafiante" y "haciendo ademán de buscar pelea". La tensión en el ambiente era palpable por lo que la víctima y el amigo que la defendió salieron del bar. Ya en la calle, alguien les lanzó desde dentro del local un objeto, aunque por fortuna no llegó a darles. Ambos regresaron al interior del bar para identificar al autor del lanzamiento

Así, volvió a personarse el segundo acusado frente a la víctima, a la que agarró con fuerza del cuello, le dio un golpe en la cara y la zarandeó con violencia, causándole un esguince cervical, erosiones en los antebrazos y estigmas de la presión cervical.

Este hombre ha sido condenado por el delito leve de lesiones, multa de un mes con una cuota diaria de 8 euros, con un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas, y al pago de las costas procesales. Además, deberá indemnizar a la víctima con 400 euros.

Respecto a la pena de prisión se ha acordado su suspensión condicionada a que no vuelva a delinquir en el plazo fijado.

La sentencia es firme y ha sido notificada por las partes verbalmente, acto en el que han manifestado su voluntad de no recurrirla.