martes 18/1/22
SANIDAD

La comunidad pediátrica, preocupada por la evolución de la bronquiolitis, que se ha triplicado en niños menores de un año

Alertan de que este aumento se produce porque acuden “más precozmente a la guardería” y la califican de "gran epidemia".

La bronquiolitis se ha triplicado entre niños menores de un año
La bronquiolitis se ha triplicado entre niños menores de un año

Es la causa más frecuente de ingreso hospitalario de niños entre 0 y 14 años. Cada año en España se diagnostican 60.000 casos en los servicios de urgencia de los hospitales españoles. Y la bronquiolitis sigue en aumento. De hecho, en los últimos años se ha multiplicado por tres entre los niños menores de un año, lo que ha provocado una gran preocupación entre la comunidad pediátrica.

En concreto, la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria ha asegurado a la Cadena Ser que el incremento de estos casos “preocupa mucho” porque este proceso vírico, que aparece en los meses de diciembre y enero, se repite cada vez más con frecuencia.

Ha sido su presidente, Alberto Bercedo, quien ha asegurado que la prevalencia de esta patología se ha triplicado, alcanzando la cifra de 1 de cada 3 niños menores de un año afectados. Este aumento, a su juicio, se debe a que “van cada vez más precozmente a la guardería”.

De los 60.000 casos que habitualmente se registran cada año, 10.000 requieren ingreso en los hospitales, y el 90% son niños menores de un año

Asimismo, ha alertado de que una mayor repetición de este virus respiratorio sincitial (VRS) puede incluso “acabar en lo que se llama asma del lactante”.

Bercedo, que también es presidente de la Sociedad Cántara de Pediatría de Atención Primaria, ha asegurado que los laboratorios farmacéuticos trabajan en la creación de una vacuna (todavía no existe tratamiento) que frene el crecimiento de esta “gran epidemia”. La comunidad médica espera que esté lista para 2020.

Los datos dejan poco lugar a dudas. De los 60.000 casos que habitualmente se registran cada año, 10.000 requieren ingreso en los hospitales, y el 90% son niños menores de un año. Dicho de otro modo, 9.000 menores de un año ingresan cada año a consecuencia de este virus.

Predisposición entre menores

Esta patología, que en los adultos actúa como una gripe, puede generar numerosos problemas y preocupaciones entre los más pequeños a largo plazo, teniendo incidencia reiterada en la salud de los niños.

Según los cálculos de los servicios pediátricos de varias comunidades autónomas, entre ellas Murcia, País Vasco y Cataluña, aproximadamente el 40-50% de los niños que sufren bronquiolitis en edad muy temprana volverán a tener estos episodios hasta los 5 o 6 años. La situación se agrava si existen antecedentes familiares de asma, llegando a persistir hasta la edad adulta.

Síntomas más habituales

La comunidad médica considera el VRS como un patógeno de fácil contagio presente durante todo el año en España, aunque es de octubre a marzo cuando existe un mayor índice epidémico.

Los síntomas más habituales con los que se presenta la bronquiolitis causada por este virus son similares a los de un catarro común, desde tos y exceso de mucosidad hasta congestión nasal y fiebre baja.

Aunque los mayores peligros son para los lactantes. A la tos que puede generar se añaden dificultades para respirar, sibilancias y respiración rápida y agitada, cansancio y fatiga, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida del apetito y rechazo de agua, frecuencia cardiaca acelerada, tono bajo, adormecimiento y dificultad para conciliar el sueño, así como deshidratación o piel azulada (cianosis).

Si bien es cierto que la mortalidad que causa es baja, los niños que han nacido prematuros o con problemas congénitos en corazón o vías respiratorias tienen una predisposición a presentar una bronquiolitis más grave y, en algunos casos, fallecer.

Prevenir el contagio no requiere grandes medidas. Lavarse las manos con agua y jabón cada vez que se vaya a coger al menor, lavar los juguetes, ventilar la casa, no fumar en la vivienda, evitar las aglomeraciones, no llevarles a la guardería durante la época de más incidencia del virus, y fomentar y facilitar la lactancia materna hasta los primeros 6 meses del bebé, son algunas de las iniciativas que se pueden llevar a cabo.

Comentarios