domingo 28/11/21

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado este miércoles el proyecto de orden ministerial que modificará el Real Decreto que regula el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE) en su anexo para incluir a "todas las poblaciones de lobo" presentes en España, lo que en la práctica supone la prohibición de cazar a estas especie en el conjunto del país algo que sucederá a más tardar el 25 de septiembre.

La orden se expone ahora a información pública durante 20 días y entrará en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y establece que el fin de la caza del lobo --algo que se permite en algunas comunidades autónomas al norte del Duero-- será a más tardar el 25 de septiembre próximo. El borrador plantea un calendario "transitorio" hasta que una futura Conferencia Sectorial apruebe la futura Estrategia de la especie en los próximos meses.

El proyecto de orden ministerial amplía a "todos los núcleos" de población lobera el estatus de protección especial que prohíbe su caza en todo el territorio, y revierte de este modo la condición de especie cinegética que hasta ahora mantenía al norte del Duero.

No obstante, el texto determina que, en tanto no se disponga de la Estrategia Estatal del Lobo, se podrán seguir aplicando las medidas vigentes establecidas por los órganos competentes de las Comunidades Autónomas para gestionar el manejo de sus respectivas poblaciones de lobos.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha explicado que esto supone fijar un calendario transitorio hasta que la orden surta "plenos efectos". "Será en el momento en que la Conferencia Sectorial haya aprobado la Estrategia Estatal del Lobo, no más tarde del 25 de septiembre, cuando el lobo adquiera su nuevo estatus de protección", ha precisado. Así, ha añadido que a partir de entonces "todas" las comunidades autónomas tendrán que contar con sus herramientas de gestión "vinculadas a la especie adaptadas a la nueva situación".

La propuesta de ampliar la protección del lobo se aprobó en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad el pasado 4 de febrero.

La iniciativa contempla prohibir su caza pero según destaca el Ministerio, el acuerdo incluye el compromiso de refuerzo de las tareas de seguimiento y la adopción de medidas a fin de mejorar la cohabitación de una manera armonizada con las actividades de ganadería extensiva y otras en el ámbito rural. El Ministerio está coordinando los trabajos para preparar la elaboración de un nuevo censo nacional del lobo con el fin de actualizar el número de manadas durante lo que queda de 2021 y 2022 y explora "nuevas líneas" de financiación como un pago suplementario adicional al pastoreo extensivo en zonas de convivencia con grandes carnívoros y medidas comunes de protección del ganado para evitar ataques.

Comentarios