lunes 29/11/21
FRAUDE

Bruselas a expedienta a España por no evitar que los fabricantes de automóvil infrinjan la ley

Considera que se ha ignorado la obligación de imponer sanciones por la utilización de dispositivos que manipulan las mediciones de emisiones contaminantes en el caso Volkswagen.

Alemania, Luxemburgo, Reino Unido, República Checa, Lituania y Grecia también han sido expedientados.

Europa ha iniciado un expediente sancionador contra España por no cumplir con la obligación de imponer sanciones en el caso Volkswagen
Europa ha iniciado un expediente sancionador contra España por no cumplir con la obligación de imponer sanciones en el caso Volkswagen

El sector automovilístico tiene un peso importante en España. Tanto que el Gobierno de Mariano Rajoy ha evitado en la medida de lo posible acelerar el proceso sancionador en el llamado 'caso Volkswagen'. Pero los retrasos a la hora de imponer multas por el uso de dispositivos fraudulentos para manipular la medición de emisiones contaminantes le han costado caro no solo a España, sino a un total de siete países europeos que también han ralentizadlo el proceso de diversas formas.

Ha tenido que ser la Comisión Europea la que finalmente imponga la legislación europea, y lo ha hecho iniciando este jueves un procedimiento de infracción contra España precisamente por no haber sancionado el uso de dispositivos fraudulentos para manipular la medición emisiones contaminantes en los motores de esta empresa. Pero como señala Bruselas, la sanción no es únicamente por el caso Volkswagen. El expediente abierto se debe a que se ha ignorado la norma europea que les exige disponer de sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias para evitar que los fabricantes de automóviles infrinjan la ley.

Estas sanciones deberán aplicarse en caso de que se produzca una infracción de la ley, por ejemplo mediante el uso de dispositivos de desactivación que reduzcan la efectividad de los sistemas de control de las emisiones.

Pero como ya se ha dicho, España no es la única que ha tratado de evitar esta sanción a una importante compañía de automoción. En concreto, el Ejecutivo comunitario ha anunciado un expediente para Alemania, Luxemburgo y Reino Unido, países que expiden las homologaciones del Grupo Volkswagen en la UE, por no aplicar sus disposiciones nacionales en materia de sanciones a pesar de la utilización de dispositivos de manipulación.

Además, Bruselas ha abierto expediente contra República Checa, Lituania y Grecia por no haber incorporado los sistemas de sanciones que exige la normativa comunitaria a su legislación nacional.

Sin constancia material de la decisión

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, presente este jueves en Bruselas por una reunión de ministros europeos, ha dicho a la prensa que el Gobierno no tienen aún "constancia material" de la decisión de la Comisión Europea, pero que la estudiarán cuando sea notificada y responderán con la información de las medidas que se han tomado contra el fraude.

Catalá ha recordado que el Ministerio de Industria inició un expediente informativo sobre la actividad de SEAT, la empresa del grupo Volkswagen con domicilio en España, y que dicho procedimiento podría "derivar en sanciones" si se detectan irregularidades. "No conozco el estado del expediente, pero sí me consta que así se hizo e informaremos de lo que se ha hecho y de las medidas que se pueden adoptar", ha zanjado.

Fuentes del Gobierno han aclarado que ese expediente, iniciado cuando estalló el escándalo de los dispositivos fraudulentos, está "en suspenso", por las denuncias presentadas por la vía penal por Manos Limpias y por una asociación de usuarios afectados, ya que deben ser resueltas en la Audiencia Nacional antes de continuar con el expediente administrativo.

El eurodiputado del Grupo de Socialistas y Demócratas (S&D) de la Eurocámara, Seb Dance, ha subrayado que los procedimientos de infracción abiertos este jueves son "el primer gran éxito" de la comisión de investigación del 'caso Volkswagen' del Parlamento Europeo. "Nuestro trabajo ha mostrado que simplemente no se puede confiar en los Gobiernos nacionales para emprender acciones contra sus propias industrias automovilíticas nacionales", ha añadido.

Por su parte, el europarlamentario de Equo, Florent Marcellesi, ha celebrado la apertura de estos expedientes puesto que el escándalo de Volkwagen es "uno de los mayores fraudes recientes en la industria de automoción", que "además de ser ilegal, es una amenaza para la salud pública".

También ha celebrado la noticia la organización europea de consumidores BEUC, cuya directora general, Monique Goyens, ha calificado como "buenas noticias" para los consumidores y una "fuerte reprimenda" para Alemania y el resto de países.

"La Comisión es clara: el uso de dispositivos de manipulación por parte de Volkswagen incumplió la legislación europea. Ahora tenemos que ver sanciones a Volkswagen y otros fabricantes por su desprecio a los estándares de emisiones y por el daño que esto causa a la salud de la gente", ha añadido.

Comentarios