domingo 28/11/21
SUCESOS

10 personas continúan ingresadas en centros hospitalarios de Vigo

La investigación se centra en varios puntos, uno de ellos en averiguar si el tren iba a más velocidad de la que debía. También se investiga si el accidente pudo deberse a un error humano, mecánico o a la presencia de algún objeto o persona en la vía.

Los bomberos despiezan la locomotora
Los bomberos despiezan uno de los vagones

Bomberos y operarios de Adif y de la empresa pública ferroviaria Comboios de Portugal han trabajado durante la pasada noche retirando el tren que descarriló en O Porriño (Pontevedra), en un accidente que dejó cuatro muertos y cerca de un centenar de heridos. Hay varias líneas de investigación abiertas para esclarecer la causa del accidente.

Adif espera reanudar en la tarde de este sábado la circulación en la línea que une Vigo y Oporto. Según han informado fuentes de este organismo dependiente del Ministerio de Fomento, los trabajos para retirar los tres vagones siniestrados han comenzado a las 2.10 horas de esta pasada madrugada, cuando la autoridad judicial ha dado permiso.

Efectivos de Adif trabajan desde entonces para despejar la vía y recuperar el encarrilamiento. A las 06.00 horas de esta mañana habían retirado el primero de los vagones, el que más dañado había resultado.

La previsión, según las mismas fuentes, es que el segundo y el tercer vagón queden retirados hacia mediodía, de modo que si se cumplen estos plazos, la circulación se restablecerá en la vía 1 aunque con un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora.

Según estas mismas fuentes, los vagones que no se vieron afectados serán llevados a un área en la que quedarán bajo custodia.

13 heridos aún en el hospital

La Consellería de Sanidad ha informado este sábado de que 13 personas continúan ingresados en los centros hospitalarios de la ciudad de Vigo. De los heridos ingresados, tres están en el hospital Álvaro Cunqueiro, cinco en el Vithas Nuestra Señora de Fátima y otros cinco en Povisa. Treinta y cinco personas ya han recibido el alta.

Veintisiete heridos en el accidente son españoles, ocho estadounidenses, tres portugueses, tres alemanes, dos brasileños, dos uruguayos, dos argentinos, un filipino y un chileno.

Según ha trascendido, el tren impactó contra varias torres de catenaria y finalmente chocó contra un poste eléctrico, lo que provocó que uno de los vagones volcase por completo y dos quedasen semivolcados.

Para esclarecer las causas del accidente Adif, el Juzgado de instrucción numero dos de O Porriño y la comisión de investigación de accidentes ferroviarios del ministerio de Fomento han abierto diferentes líneas de investigación.

Se investigan las causas

La investigación se centra en varios puntos, uno de ellos en averiguar si el tren iba a más velocidad de la que debía. También se investiga si el accidente pudo deberse a un error humano, mecánico o a la presencia de algún objeto o persona en la vía.

Está siendo analizada la caja negra del tren, que registra la actividad del tren, la velocidad e incluso las conversaciones en cabina. El accidente se produjo en un lugar en principio sin problemas, en una recta de una vía secundaria, ya que en ese tramo se están realizando trabajos de mantenimiento rutinarios. La velocidad estaba limitada a 30 kilometros por hora.

El tren siniestrado operado por la compañía portuguesa Comboios había superado el jueves un control rutinario y en mayo uno más exhaustivo. El tren modelo 420, que cubría la línea Vigo-Oporto (conocido como Tren Celta), con salida a las 9.02 horas de la ciudad gallega, sufrió un siniestro en torno a las 9.25 horas a la altura de O Porriño, en un tramo recto, y con 65 personas a bordo.

Comentarios