viernes 3/12/21

Este pasado fin de semana un árbitro del colegio andaluz ha amenazado con expulsar a cualquier jugador que pronunciase una palabra en euskera durante un partido de fútbol regional disputado en Idiazabal (Guipúzcoa), en concreto en el encuentro entre el Idiazabal y el Elgoibar. La decisión ha generado no solo una notable polémica en el mundo deportivo y social, sino también en la política.

El diputado de Cultura y Deportes de Gipúzcoa, Denis Itxaso, ha anunciado que pedirá explicaciones a las autoridades federativas por estas amenazas. Según ha informado la Diputación de Guipúzcoa en un comunicado, el encuentro concluyó sin incidentes ni expulsiones ya que todos los jugadores acataron la orden por temor a perder jugadores durante los 90 minutos.

Itxaso ha considerado que "a estas alturas resultan incomprensibles los prejuicios y la desconfianza hacia un idioma oficial en Euskadi", según publica Navarra.com, y ha destacado el "esfuerzo" que se hace "para que el deporte en Euskadi sea también una herramienta útil para el fomento del euskera", asegurando que "este tipo de episodios no hacen sino crear desconfianza hacia el idioma", algo que "condena" la institución foral y por lo que pedirá explicaciones.

El responsable del departamento foral de Cultura y Deportes ha invitado a jugadores, árbitros, entrenadores y público a utilizar "con normalidad el idioma que les parezca oportuno en los campos deportivos de Gipuzkoa".

El diputado ha remarcado que el euskera es "idioma oficial en Euskadi y la actitud de este árbitro no puede dejarse pasar por alto, de lo contrario estaríamos normalizando algo que no tiene un pase".