miércoles 26/1/22

Muchas personas mayores sienten que tienen un sueño más ligero que cuando eran jóvenes. ¿Necesariamente dormimos peor al envejecer?

Parece ser que el patrón de sueño cambia cuando envejecemos, pero las alteraciones del sueño como la apnea o levantarse cansado cada día no son parte del envejecimiento normal y saludable, así lo informa Nueva Tribuna.

Es verdad que los períodos de sueño profundo disminuyen entre los más mayores y que se sueña menos. También se despiertan en promedio de 3 a 4 veces cada noche. Y también cambian los hábitos, se tiende a ir a la cama antes y despertarse más temprano. Y también apetecen más las siestas. Aunque en esto hay ciertas contradicciones entre los especialistas.

Los períodos de sueño profundo disminuyen con la edad y también se sueña menos, a la par que se levanta uno 3 o 4 veces cada noche de media.

Los hay que no recomiendan las siestas para que el sueño nocturno sea más profundo (así lo indican en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y en MedilinePlus), pero otros como el doctor Estivill, especialista en medicina del sueño, defienden precisamente que no parece que la siesta después de comer afecte a la calidad del sueño nocturno. En cambio, la inactividad, la escasa exposición a la luz solar, la fatiga y en especial determinados factores psicológicos, como el aislamiento social y los trastornos afectivos que en ocasiones sufren las personas mayores, sí pueden disminuir esa calidad.

Un problema de salud

De hecho según cálculos recientes, realizados en el I Estudio CIS Flex sobre el sueño solo el 59% de los españoles se despiertan con la sensación de haber descansado realmente bien. Pocas son las llamadas a concienciarnos con este grave problema. Aunque recientemente hemos conocido alguna campaña como la que patrocina ASISA que propone que duermas una hora más cada noche para cumplir con las 7-9 horas recomendadas por los médicos.

Según el I Estudio CIS Flex sobre el sueño solo el 59% de los españoles se despierta descansado

Por ejemplo, en el Instituto de Salud Carlos III impulsa una campaña para respetar las horas de descanso de los pacientes hospitalizados. SueñON es un proyecto impulsado por enfermeras y dirigida a toda la sociedad (profesionales de salud, gestores, pacientes) con el fin de promover el descanso de las personas hospitalizadas. La investigación en la que se ha basado la campaña muestra que los pacientes que duermen por la noche menos de cinco horas tienen asociado un incremento de mortalidad cuatro veces mayor en comparación con los que duermen más de estas horas.

Los pacientes hospitalizados que duermen menos de 5 horas tienen asociado un incremento de la mortalidad cuatro veces mayor que los que superan esa franja de descanso

Recomendaciones para dormir mejor

Una rutina que evite la sobreestimulación antes de irse a la cama, especialmente la que proviene de las pantallas de televisión, móviles, tablets u ordenador.

En este sentido muchos organismos públicos y las sociedades científicas que han sugerido a los directivos de las principales televisiones de nuestro país que adelanten la franja de máxima audiencia de sus programas para que estos terminen antes de la medianoche. Aunque aún cae en saco roto. 

Otra recomendación para tener un sueño más profundo, se recomienda actividad física pero entre cuatro y seis horas antes de irse a dormir, no después.

En cuanto a la ayuda artificial, solo hay que tomar medicación para dormir si ésta es necesaria y es pautada por el médico.

Para aprender las pautas adecuadas estaremos atentos al Día Mundial del Sueño 2017 que tendrá lugar en todo el mundo el 17 de Marzo, bajo el lema “Dormir profundamente, nutre la vida”.