domingo 23/1/22

Falsa alarma. El fin de año trajo ruido y los primeros días de enero lo han disipado. La ministra Darias dejó clara la postura del Gobierno la semana pasada: presencialidad en las escuelas al finalizar las vacaciones de Navidad. Y, salvo sorpresa de última hora, así será en todas las comunidades. 

Los estudiantes volverán a las aulas con normalidad el próximo 10 de enero, tras el final de la Navidad. La idea no tenía fuerza y nadie solicitaba esta medida hasta que las palabras de Ayuso, al decir que barajaba implantar la semipresencialidad por el aumento de contagios, puso sobre la mesa la opción.

El proyecto no contaba con apoyos de ningún tipo. Ni la comunidad universitaria, ni las asociaciones educativas, ni los gobiernos, ni los sindicatos estaban a favor de renunciar a la asistencia a clase, pero la declaración de la presidenta de la Comunidad de Madrid, apoyada por las dudas de Murcia, hizo saltar todas las alarmas. Tras el revuelo, todo quedará igual que estaba.

Esta será la principal medida que se adoptará en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, según publica la agencia EFE, en una reunión extraordinaria convocada para este martes junto con la Conferencia Sectorial de Educación y la Conferencia General de Política Universitaria para analizar la vuelta a las aulas.

Los últimos en pronunciarse públicamente habían sido la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que como el Gobierno y la mayoría de comunidades autónomas, abogaban claramente por la presencialidad: "Las universidades ya han acreditado ser espacios seguros. Con el compromiso y la responsabilidad demostrada, con los planes antiCovid de los que disponen las universidades desde el inicio del curso y con el estricto mantenimiento de las cuarentenas marcadas ahora por las autoridades sanitarias, la posibilidad de que se produzcan brotes de la enfermedad se reduce a unos márgenes que justifican la apuesta por la presencialidad", reza un comunicado.

La Comunidad de Madrid, pese a plantar la semilla de la duda, también ha determinado este lunes que mantendrá la presencialidad en todas las etapas educativas tras las vacaciones lectivas de Navidad, manteniendo las medidas contra el coronavirus, entre las que destaca la vuelta al uso obligatorio de mascarillas en los recreos.

La decisión de la Comunidad de Madrid, adoptada en una reunión entre los consejeros de Educación, Universidades y Ciencia y Portavocía, Enrique Ossorio, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, se toma un día antes de la reunión en el Palacio de la Moncloa del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y la Conferencia General de Política Universitaria, para analizar el regreso a las aulas en plena sexta ola.

Comentarios