lunes 29/11/21
TURISMO

El 43,5% de los viajeros rurales desconoce si su alojamiento es legal

En 2015 se han rechazado 1.222 casas rurales al no estar inscritas en la Dirección General de Turismo de su autonomía.

El turismo rural crece en Cantabria
Casi la mitad de los viajeros rurales no conoce si su alojamiento es legal

A la hora de escoger un alojamiento rural el usuario desconoce muchas veces si el establecimiento cumple con la normativa vigente. En concreto, 4 de cada 10 viajeros rurales desconocen este dato. Según el Observatorio del Turismo Rural, una iniciativa de investigación encabezada por Escapadarural.com y con la colaboración de CETT-UB y Netquest, el 43,5% de los 15.000 viajeros rurales encuestados afirma no conocer si un alojamiento cumple con la legalidad vigente.

En este sentido, el 52,2% sostiene que no reservan alojamientos rurales ilegales si tienen conocimiento de ello, mientras que el 4,3% restante manifiesta que su elección final se basa en otros criterios, como el precio o las valoraciones de otros usuarios. Los extremeños (61,5%), los asturianos (59,4%) y los riojanos (58,3%) son los viajeros rurales más concienciados en esta materia.

Por otro lado, el Observatorio del Turismo Rural también ha analizado estos datos focalizándose en las respuestas de 3.000 propietarios, lo que ha revelado que el 42,2% señala que la explotación de alojamientos rurales carentes de legalidad es su mayor preocupación. Por comunidades autónomas, los empresarios rurales de La Rioja (62,9%), Comunidad de Madrid (55,2%) y Extremadura (48,6%) son los que indican verse más afectados por esta competencia desleal.

Desde comienzos de 2011 se han rechazado un total de 4.819 casas rurales (1.222 durante 2015) por no cumplir con la legalidad vigente al no estar inscritas en la Dirección General de Turismo de su autonomía. Este concepto está sujeto a la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que ha excluido la explotación del alojamiento privado para uso turístico, lo que da cobertura a situaciones de intrusismo y competencia desleal, que van en contra de la calidad de los destinos.

Comentarios