martes. 27.02.2024

El 26% de los españoles reconoce que se salta comidas para ahorrar, porcentaje que alcanza el 41% en los hogares con ingresos inferiores a los 15.000 euros, según la última edición del 'Informe Kellogg's sobre pobreza alimentaria en España', realizado entre enero y febrero de 2023.

El estudio se lleva a cabo con el objetivo de conocer las causas del hambre infantil y recopilar información en base a la que actuar para paliar los efectos negativos de la pobreza alimentaria a través de iniciativas como el programa de desayunos en colegios 'Todos a Desayunar' y la colaboración con Bancos de Alimentos.

Este informe --realizado entre enero y febrero de 2023-- es una actualización del estudio que se hizo en 2016 en España, Francia, Italia, Alemania, Suecia, y Bélgica; lo que permite observar la evolución de la situación en estos países, teniendo en cuenta el impacto de la crisis económica generada por la pandemia y otros acontecimientos socioeconómicos recientes.

Los datos reflejan que España destaca positivamente entre sus vecinos europeos ya que, en comparación con los países analizados (España, Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Reino Unido e Irlanda) y a pesar de que en España la situación ha empeorado desde 2016, es el país con menos familias con dificultades económicas para alimentarse: un 17,7%; frente a Reino Unido con el 29,3% o Francia y Alemania con 25,5% y 21,3% respectivamente.

El estudio añade que el 61% de los españoles dice que los acontecimientos socioeconómicos recientes están complicando su situación financiera y los más afectados son las familias con rentas inferiores a 15.000 euros, ya que más de un tercio (36%) ha recortado sus gastos en bienes y servicios esenciales.

Además, un tercio de los españoles asegura estar preocupado por el dinero que tiene para alimentación, mientras en 2016 esta cifra era del 19%. Esta tendencia creciente se da en otros países del entorno, destacando la evolución de Alemania, que ha pasado del 8% en 2016 al 36% en la actualidad, la cifra más elevada de los países analizados.

Durante la presentación del informe, que ha tenido lugar este martes en el colegio público Felipe II de Madrid, la subdirectora del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil, Gabriela Jorquera, ha relacionado estos datos con los efectos de la crisis provocada por la pandemia y las políticas sociales puestas en marcha "gracias al escudo social y a las medidas puestas en marcha, estamos paliando el incremento de la pobreza".

Por su parte, el director general de Cooperación Internacional ONG, Rafael Herráiz, ha declarado que "las organizaciones del tercer sector juegan un papel fundamental a la hora de facilitar la puesta en marcha de iniciativas que involucren a administraciones públicas, empresas, fundaciones y sociedad civil con el objetivo común de reducir la pobreza en España".

Según los profesores, el número de niños que llega con hambre al colegio ha aumentado en los últimos años. En España 2 de cada 3 profesores (66%) creen que los padres tienen problemas con el presupuesto para alimentos. Entre las razones que los llevan a pensar esto destacan la situación económica, el aumento de los precios de los alimentos y la dificultad de conseguir empleos estable.

IMPACTO EN LOS MENORES

Como consecuencia, añade el estudio, el hambre afecta al rendimiento de los niños que experimentan cansancio, dificultad para concentrarse, bajo estado de ánimo e incluso comportamiento disruptivo en la clase, según los profesores españoles-.

El director del colegio Felipe II, Juan Miguel Antoranz, señala que "los profesores están muy comprometidos con la salud y el bienestar de sus alumnos, por lo que intentan ayudar a los más vulnerables". Además, cree "que el impacto de los programas de desayuno en los colegios es muy positivo", lo que representa el sentir generalizado de los profesores.

Por otro lado, a pesar de que los españoles dan importancia al desayuno, el número de personas que no desayuna cada mañana casi se ha duplicado en España, al pasar del 4% en 2016 al 7% en 2023. Aunque la mayoría de ellos dicen no desayunar por no tener hambre o tiempo, un 5% dicen que no desayunan para que otros miembros de la familia puedan hacerlo y un 3% declaran no poder permitírselo.

En el caso de hogares con ingresos inferiores a los 15.000 euros, este porcentaje alcanza el 14% y 5% respectivamente. "Estos datos avalan la necesidad, conveniencia y beneficios de ofrecer desayunos en los colegios, como hace el programa Todos a Desayunar de Kellogg's desde 2011, con el que han desayunado unos 10.000 niños y niñas de entre 4 y 12 años, en 24 colegios de 12 ciudades españolas; superado el millón de desayunos completos servidos y mejorando así las condiciones de vida de los menores en el ámbito escolar, familiar, social y personal", añade Amparo Lobato, Kellogg Corporate Affairs Lead Iberia.

El 41% de hogares con ingresos inferiores a 15.000 euros reconoce que se salta comidas...
Comentarios