domingo 28/11/21

Finalizado el undécimo mes del año, noviembre, nos adentramos en la cuenta atrás para las fiestas navideñas, para las que queda menos de un mes. Poco a poco, las terrazas, los escaparates de las tiendas y de los centros comerciales y las calles se están vistiendo de gala, llenándose de luces para las mencionadas fechas mágicas. Muchos hogares viven el calor y la emoción de estos momentos, preparándose para sentir el ambiente festivo y para recibir a sus familiares en las tan esperadas cenas y reuniones. Otros, sin embargo, están en la recta final de su búsqueda de vacaciones de invierno.

Es cierto que las preferencias en estas fechas son muy diferentes. Aquí es cuando se aplica la famosa frase: "para gustos, los colores". Muchas personas optan por ir a la montaña a esquiar, a sentir el frío y la nieve y disfrutar así de todo lo relacionado con la Navidad. Otras, no dudan en seguir haciendo turismo a pesar de las inclemencias del tiempo, dedicando sus días libres a visitar cualquier ciudad, ya sea cercana o lejana. Por último, están aquellas personas frioleras que no aguantan las lluvias y la nieve y que están deseando que vuelva el verano. Como eso no puede ser, buscan el calor en los lugares más cercanos como, por ejemplo, las islas Canarias.

El periodo vacacional de invierno es genial para reservar un hotel en Lanzarote, Tenerife, Gran Canaria o cualquiera de las otras islas del archipiélago, ya que las temperaturas de todas ellas se caracterizan por la suavidad, manteniéndose entre los 16º y 24º durante todo el invierno. Por otra parte, en caso de que las opiniones entre los viajeros sean diferentes, las islas siguen siendo una buena opción, ya que pueden combinar nieve y playa, puesto que las cumbres pueden estar nevadas al mismo tiempo que el sol puede brillar en su máximo esplendor en la costa.

Las Islas Canarias no son una buena opción tan solo por sus ideales temperaturas, sino también por la variedad de su cultura. Su oferta gastronómica típica se ofrece en casi todos sus hoteles, permitiendo a los clientes que prueben los platos más famosos como las papas arrugadas con mojo, el rancho canario o el sancocho, entre muchos otros.

Además, muchos de los alojamientos tienen una gran oferta especial en actividades deportivas y acuáticas, para que todos los huéspedes puedan aprovechar su tiempo de ocio. Se ofrece la posibilidad de hacer surf o buceo, entre otras.

Para los más tranquilos están las opciones turísticas. Cada isla ofrece distintas áreas para visitar y todas ellas tienen su encanto especial. Por ejemplo, en Lanzarote es muy recomendable visitar el Timanfaya y los acantilados de Los Hervideros. Por su parte, Tenerife ofrece el parque nacional del Teide. Gran Canaria no se queda atrás, siendo conveniente para personas más jóvenes, ya que su principal atractivo turístico es la zona de fiesta de la Playa del Inglés. Esta última isla tampoco pierde encanto cultural, teniendo amplia oferta en museos y castillos, al igual que una necrópolis.

No cabe duda de que las islas son una buena opción para disfrutar de las vacaciones venideras.