miércoles. 29.05.2024

El alcalde de Argoños se presenta a las elecciones por quinta vez con la ilusión intacta y muchos proyectos para el municipio.

- Son sus quintas elecciones, ¿cómo las afronta después de todo lo vivido con la pandemia?

Es la quinta y la vivo con la misma ilusión que la cuarta, la tercera… Porque el equipo que llevo conmigo te anima y la gente que te apoya en el municipio también te anima. Y además, tengo una espinita ahí clavada que son las sentencias de derribo, que me gustaría gobernar y a ver si en esta legislatura puede ser posible no tener derribos, y aparte el tríptico que hemos preparado para estos cuatro años es ambicioso, va a suponer un coste económico alto pero como me gustan los retos y tanto el equipo que llevo como yo queremos hacer un Argoños mejor, vamos a intentarlo.

-Habla de los derribos, ¿ves factible que se pueda solucionar en esta nueva legislatura?

Hemos aprobado el Plan General (PGOU), que está recurrido. Son ya muchos años tirando con ello y es lo que está lacrando este municipio, tanto económicamente como a la hora de quien quiera apostar por Argoños para vivir porque las sentencias de derribo te están marcando. Pero la ilusión la tengo, son muchos años con ellos y yo creo que vamos a ser todos coherentes y con todo lo que nos viene encima con temas de salud, justicia… ese dinero podíamos destinarlo a otras cosas que nos hagan falta y no a tirar casas para volverlas a levantar. Por eso tengo la ilusión de que antes de que finalice la quinta legislatura poder dar el visto bueno y por fin acabar con las sentencias de derribo.

-A nivel de gestión para el Ayuntamiento,  ¿cómo ha vivido la legislatura con una pandemia en medio?

Ha sido rara con dos años de pandemia que nadie esperaba. En la pandemia hemos seguido trabajando desde el Ayuntamiento, hemos hecho temas solidarios con las mascarillas, hemos trabajado para ayudar a la gente para que no le falte nada en su casa, sí que es verdad que ha sido raro porque no te deja hacer nada, porque estás más amarrado pero hemos conseguido al final que el dinero que no nos hemos gastado en algunas cosas, dedicarlo a prioridades del pueblo. Salías por la calle y veías todo tan vacío, establecimientos vacíos, empresas que se cierran o familias que no llegan a fin de mes porque no puedan trabajar pues es lo que más duele de lo que ha sido esta pandemia y esta legislatura.

-En municipios pequeños como Argoños es importante rodearse de un buen equipo. Para afrontar esta legislatura, ¿lleva al mismo equipo?

Sí, mantengo lo mismo quitando a una persona que tomó la decisión de no seguir por sus circunstancias personales y que se encuentra cansando y he metido a un chaval joven de 24 años con unas ganas tremendas de formar parte de nuestro grupo. Como siempre digo yo: el que viene aquí es buzo y a trabajar, aquí no se trata de sacarse fotos, inauguraciones, sino disfrutar con la gente y seguir haciendo cosas para Argoños.

-Ya hemos hablado de los derribos como una de sus prioridades personales pero, ¿qué otras se encuentran en su programa electoral?

En Argoños siempre faltan cosas. Tenemos un pabellón que me gustaría que siguiese abierto y poco a poco ir cuidándole y que no le falta de nada. Lo que sí hace falta es un centro cultural, porque el que tenemos ahora mismo es tan pequeño que no tenemos margen de ampliación. Ahora mismo entre todas las actividades que tenemos entran 500/600 personas. La clave sería conseguir ese centro cultural nuevo de casi 1.100 metros cuadrados con un teatro, cuatro aulas más, más preparado y con mejor acondicionamiento a la hora de entrar y que todos los vecinos puedan disfrutar de este centro que queremos hacer.

Además, queremos seguir manteniendo los barrios, seguir trabajando en la apuesta por el  turismo, y ya está presenta la solicitud de una ayuda para ello en el Gobierno de Cantabria. Trabajos de asfaltado y alumbrado en carreteras que ahora mismo no lo tienen y en las que la gente pasea mucho durante la primavera y el verano y poco a poco vamos a ir haciendo cosas que te va pidiendo el municipio. Por ejemplo, el servicio de wifi que vamos a poner en el pueblo para que los vecinos puedan moverse con él.

En cuanto a la iluminación llevamos años trabajando en ello, va a hacer diez años que trabajamos con la misma empresa para cambiar esto, el contrato vence ahora en mayo y yo creo que todo el alumbrado  público está en una fase del 99%. Cuando empezamos fuimos pioneros.

-Hablando de política regional, ¿ve a un Partido Popular gobernando Cantabria este año?

Creo que es el momento porque estamos viendo que hay un desgaste a nivel regional de los que están ahora mismo y hace falta un cambio para dar ideas nuevas y buscar la ilusión que nos hace falta a muchos municipios. A veces veo que son totalmente diferentes las ayudas que se dan depende de que siglas gobierne. En conclusión, hacen falta ideas nuevas, no solo es el asfalto o grande inversiones en capitales grandes.

“Tengo la ilusión de acabar con las sentencias de derribo antes de que finalice la...
Comentarios