lunes 16/5/22
ROSANA ALONSO - PODEMOS

“Nuestro programa incluye garantías para que la corrupción no vuelva a ocurrir”

La cabeza de lista de Podemos Cantabria al Congreso se muestra ilusionada ante la nueva etapa que se abre en España, y asegura que su partido llega para “aportar la presencia de Cantabria” en el Parlamento nacional.

Rosana Alonso, cabeza de lista de Podemos Cantabria al Congreso
Rosana Alonso, cabeza de lista de Podemos Cantabria al Congreso

Maestra de educación Infantil y Primaria, Rosana Alonso es la Secretaria de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos. No es la primera vez que concurre a unas elecciones, pues ya fue número 6 en las autonómicas de mayo. Asegura que el diálogo va a ser más necesario que nunca en el “momento crucial” que afronta España, y defiende dos medidas urgentes que necesita Cantabria: la lucha contra el fracking y la reindustrialización de la comarca del Besaya.

Esta es su primera candidatura al Congreso. ¿Cómo lo está viviendo?

Siento un poco de vértigo. Para mí es una situación impresionante, pero la supera la ilusión y la fuerza que me aporta poder estar en primera línea en un proceso de cambio histórico. Un cambio para nuestro país y para Cantabria.

Creemos que es un momento crucial, que no estamos ante unos comicios habituales. Nos estamos enfrentando a un cambio de una década, a dejar que las cosas sigan en manos de unos pocos o que sea la soberanía popular la que decida lo que quiere y lo que necesita, y que dirija nuestro país.

¿Ese cambio lo está notando en la calle y en la gente?

La ilusión está ahí y la hemos notado siempre, pero últimamente todavía más. Todavía más gente está apoyando y está queriendo participar. En Podemos la participación es imprescindible, cada uno en la medida de sus posibilidades, pero sí estamos percibiendo esas ganas.

¿Qué puede aportar Podemos al panorama político del Congreso?

Para empezar, puede aportar la presencia de Cantabria, que es algo muy importante que no ha existido hasta ahora. A pesar de que ha habido dos partidos de los que siempre ha ido gente por nuestra región, la verdad es que ha sido ninguneada a lo largo de estos 30 años, y creemos que es necesario que se escuchen realmente las necesidades y la voz de Cantabria.

Por otra parte, hay propuestas concretas que hay que llevar. Dos de ellas están en nuestro programa, que se ha realizado con diferentes círculos y personas de la sociedad civil y que posteriormente se votó. De Cantabria salieron la prohibición del fracking y la reindustrialización de la zona del Besaya y Reinosa. Esas dos propuestas hay que trabajarlas ya de forma urgente, junto a otras que se están lanzando en el Parlamento de Cantabria y que son imprescindibles, como el tren de altas prestaciones y la red de cercanías, que en la región necesita ser revisada y reformada.

¿Cómo debería iniciarse ese Plan de reindustrialización de la comarca del Besaya?

Es importante que se empiece a hacer lo que se propone y se promete. Muchos partidos tienen iniciativas en este sentido, pero no se ha hecho nada todavía. Nuestras propuestas son muy concretas. Con una cantidad económica, 225 millones para la comarca del Besaya y 25 para Reinosa, se desarrollarían siete iniciativas que tienen que ver con la modernización de la maquinaria, con el hecho de que regrese la gente que ha tenido que emigrar y ponga a disposición de Cantabria todo lo que ha aprendido, con exportar adecuadamente y saber qué productos pueden estar en qué mercados, … Todas ellas se pueden llevar a cabo perfectamente.

¿Qué propuestas incluye su programa para frenar la corrupción?

No son solo propuestas, son garantías. El programa tiene cinco ejes fundamentales que garantizan que se pueda desarrollar todo lo demás. Son garantías para la ciudadanía, para que no vuelva a ocurrir lo que ha pasado hasta ahora. La solución a los problemas de la sociedad la vamos a garantizar constitucionalmente.

Entre ellas está ‘Tolerancia cero hacia la corrupción’, en la que se incluyen la transparencia de los contratos públicos y la prohibición de las puertas giratorias. Se trata de garantizar que eso no vuelve a ocurrir por ningún partido.

¿Y cuáles son esos cinco ejes fundamentales?

Podemos quiere blindar también de forma constitucional los servicios sociales, equipararlos a los servicios públicos y civiles. También proponemos una reforma electoral para que todos los aspectos de la sociedad adquieran un tono más democrático y que genere más igualdad entre los partidos políticos.

Además, defendemos la plurinacionalidad y la diversidad del país, entendiéndolo como una realidad que hay que respetar y, por lo tanto, facilitar el derecho a decidir de cada una de las comunidades. Por último, que la justicia también se base en la soberanía popular, y que el Consejo General del Poder Judicial sea elegido por sufragio universal.

¿Cómo cree que puede influir en el voto lo ocurrido en Cataluña?

En alguna medida siempre influye, pero en realidad creo que lo que genera es una reflexión positiva en la ciudadanía. Es un problema político en el que Podemos ha propuesto soluciones políticas. Nuestro modelo de país incluye a Cataluña como realidad nacional que es, pero dentro de un proyecto único. Tenemos en cuenta las necesidades de toda la población.

El encaje de Cataluña tiene que ver con una visión de país de libre acuerdo, más confederal. Defendemos que cada parte del país tenga la voluntad de decidir su futuro, pero queremos que siga perteneciendo a España. Cada comunidad tiene su ritmo, por lo que queremos garantizar el derecho a decidir de todo el mundo, aunque no todas vayan a querer ejercerlo. El modelo concreto es algo que no está desarrollado, y que debería incluirse en una reforma constitucional.

¿Cómo puede afectar al Congreso la presencia de cuatro partidos con representaciones similares?

Si el resultado final es ese, será porque es lo que la sociedad necesita. Representaría la pluralidad social en la que vivimos, y por tanto es enriquecedor, habrá más posibilidades de generar propuestas y, en algunos aspectos, será más complicado pero más positivo.

En este contexto será necesario el diálogo. ¿Cree que PP y PSOE estarán dispuestos?

No sé cómo lo enfocarán los grandes partidos. Probablemente van a tener que replantearse muchas cosas y dar giros, porque van a tener que centrarse en la ciudadanía y no en sus intereses personales.

Comentarios